La caja negra

Honor a los urgenciólogos

  • La BBC advierte del poder de reinfección del virus, Beltrán Pérez coloca una bandera nacional con luto en el Ayuntamiento y la empresa del turismo municipal, Contursa, se verá abocada a un ERTE

Beltrán Pérez, portavoz del Grupo Popular, dialoga con agentes de la Policía Local Beltrán Pérez, portavoz del Grupo Popular, dialoga con agentes de la Policía Local

Beltrán Pérez, portavoz del Grupo Popular, dialoga con agentes de la Policía Local / M. G. (Sevilla)

El coronavirus infecta y reinfecta. Es la aseveración de la doctora Sarah Gilbert, de la Universidad de Oxford. Fue publicada a mediodía de ayer en la web de la BBC. Esto explicaría para algunos científicos andaluces el alto nivel de mortalidad en las residencias de ancianos, donde se han estado reinfectando entre unos y otros durante días, pues la reinfección afecta por encima de todo a la población débil desde el punto de vista de las defensas inmunológicas. Y explicaría también, según los expertos, el elevado número de contagiados entre el personal sanitario, ya que está aceptado que la reinfección aumenta la peligrosa carga viral con la que se tienen que enfrentar las defensas inmunológicas de cada individuo. Este virus es fuerte, no cabe ya ninguna duda, por eso se repiten los mensajes que alertan de que no se trata de una gripe.

El concepto de carga viral es clave para que la gente deje de saltarse el confinamiento alegremente cuando pasea el perrito más de la cuenta o acude al supermercado a por unos dientes de ajo. La relajación de las medidas es muy peligrosa cuando hemos pasado la treintena de días de encierro. Nada de esto es nuevo para los profesionales que están en la trinchera luchando contra el coronavirus, pero ya es llamativo que tanto los dirigentes como una buena parte de la población que despreciaron los riesgos debidamente advertidos de la pandemia, recurran ahora al dictamen de unos científicos orillados durante tantos años y convertidos ahora en la Santa Bárbara de estos días de muertes y truenos. Más que llamativo resulta el gran cartel de la manifestación del 8 de marzo que sigue expuesto en la Casa de las Sirenas de la Alameda. 

La versión digital en español del New York Times explica cómo se debe usar la mascarilla con una infografía muy lograda. Debe cubrir la nariz, la boca y la barbilla. Y por supuesto ser de buena calidad.

En la Hermandad de la Santa Caridad, con sede en la calle Temprado, celebran que ninguno de los acogidos ni componentes del equipo profesional que los atiende hayan dado positivo en los test que fueron realizados el pasado miércoles 15. Hay que recordar que todo el edificio fue desinfectado por la UME al comienzo del confinamiento, luego es una gran noticia para todos.

Bandera de luto colocada por el Grupo Popular en una de las fachadas del Ayuntamiento Bandera de luto colocada por el Grupo Popular en una de las fachadas del Ayuntamiento

Bandera de luto colocada por el Grupo Popular en una de las fachadas del Ayuntamiento / M. G. (Sevilla)

Y en el Ayuntamiento, en la fachada que mira hacia la Avenida de la Constitución, se exhibe una gran bandera de España con lazo de luto colocada por e Grupo Popular. El PP considera que no hay que esperar al 30 de mayo para que la ciudad rinda homenaje a las víctimas ni se declare el luto oficial. Por eso ha colgado la enseña nacional del ojo de buey del despacho del líder de la oposición. No son buenos tiempos para los políticos de la oposición. Una tragedia de estas características obliga a hilar muy fino en las necesarias tareas de fiscalización de poder. La sociedad demanda unión al mismo tiempo que el poder no puede dejar de ser vigilado. El jefe de la oposición en Sevilla se echó a la calle para contactar con los policías después de varios días en que su acción se centró en vídeos caseros.

En el PP y en otros partidos, por cierto, tienen claro que el PSOE pedirá a Juan Espadas que repita como candidato a la Alcaldía de Sevilla, pese a que el alcalde quiere concluir su labor como tal al cumplir los ocho años en el cargo. Pero ya se sabe que nada será igual después de la crisis de la que aún no hemos salido.

En Sevilla se prepara un ERTE en la empresa Contursa que afectará a la mitad de los trabajadores. La sociedad concebida para la promoción del Palacio de Congresos y del turismo comienza a debilitarse. Lógico. No hay plan que salve el turismo de esta crisis a corto plazo. No se trata de abonarse a una posición pesimista. Es que cuando se derriba el edificio de la confianza, su reconstrucción mimética es imposible. Hay que diseñar una nueva estructura. Y eso tarta tiempo y visión a largo plazo, algo de lo que carece la clase política. Tal vez ahora valoremos más que nunca las escapadas a Cuesta Maneli, el piso en Matalascañas o la semanita en un hotel del Puerto de Santa María.

Una crisis, una oportunidad

Esta crisis, como todas, supone una oportunidad para valorar muchos servicios y prestaciones que antes pasaban desapercibidas o que simplemente se daban por hechos, como el sol, la lluvia o el mero paso del tiempo. Hay que ponderar más que nunca la extraordinaria labor no reconocida como especialidad (pero sí muy valorada entre los médicos) de los urgenciólogos, que son la infantería de la Medicina. La sociedad necesita de expertos altamente cualificados y con gran experiencia en la clasificación rápida y de calidad en los servicios de Urgencia. Si de esta crisis salimos reforzados en este campo será ya un logro.

El gran homenaje pendiente tras esta crisis es a los médicos de atención primaria y a los de los servicios de las Urgencias de los hospitales españoles de los últimos 25 años. ¿No le da a usted tranquilidad cuando lo llevan al Virgen del Rocío? ¿Acaso hay un sitio mejor en toda Andalucía? Mucha tontería con los pasillos relucientes de las clínicas privadas y la habitación para dar a luz con una butaca muy cómoda para la madre de ella, pero a la hora de la verdad, cuando usted está temblando o al borde del sopitipando, a quien invoca es a la Patrona de Almonte en su versión de hospital con acceso rápido en taxi.

La privada está muy bien para tomarte la presión arterial, diagnosticar un sarampión, presumir ante las amistades de seguro médico como el que te da la brasa con las clases de equitación de su hija, tratarte la herida cortando jamón en Nochebuena o curarte la piel de una mano quemada por el aceite hirviendo de la barbacoa dominical en el adosado del Aljarafe. Y no digo que no curen cosas mas graves, que las curan, pero dónde prefiere usted ser llevado cuando le está viendo la cara al Cachorro. ¡A las urgencias del Virgen del Rocío y no se pare en ningún semáforo de Manuel Siurot!.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios