Protesta por la ampliación del tranvía de Sevilla

“Queremos un transporte público que no arrase con los árboles”

  • Los sevillanos están cansados de que con cada obra en Sevilla se acabe con un centenar de árboles: sucedió con el tranvía al Prado y se repetirá con la ampliación a Nervión

Un momento de la manifestación del miércoles contra la tala de árboles por San Francisco Javier. Un momento de la manifestación del miércoles contra la tala de árboles por San Francisco Javier.

Un momento de la manifestación del miércoles contra la tala de árboles por San Francisco Javier. / Juan Carlos Muñoz

Sevilla perdió un centenar de árboles de gran porte con el tranvía de Plaza Nueva al Prado (mandato de Monteseirín) y volverá a perderlos con la ampliación a Nervión planteada, que arrasa con los 79 árboles de sombra de la mediana, que no van a sobrevivir aunque se trasplanten porque así lo advierte Parques y Jardines en el informe ambiental del proyecto.

Esta vez hay más conciencia verde organizada y la respuesta ciudadana ha sido más rotunda. Más de un centenar de vecinos y entidades salieron a la calle este miércoles en la primera protesta contra el proyecto de ampliación del tranvía a Nervión, cortando el tráfico a su paso por estas avenidas entre las 20:30 y las 21.45 que hay alternativas para construir un transporte público en la zona sin acabar siempre con los árboles.

El gobierno local intentó sin éxito el miércoles desactivar la protesta con una promesa de aumentar aún más la vegetación de estas avenidas sacada de la manga, ya que no figura en el expediente del proyecto constructivo tramitado y sometido a información pública. 

¿Por qué Espadas dice que el tranvía a Nervión es sostenible cuando acaba con los árboles de San Francisco Javier y Luis de Morales? ¿por qué no se adaptan las obras y proyectos a la vegetación que da abundante sombra y frescor a Sevilla y no al revés? ¿por qué no se hace un transporte del siglo XXI respetuoso con el medio ambiente y que reste espacio al vehículo privado en lugar de un proyecto anticuado diseñado hace más de una década?.

La convocatoria de protesta partió de Tranvía Verde de Sevilla, que dirige Javier Alba, y contó con el apoyo de varias entidades (Salva tus árboles Sevilla, Ecologistas en Acción, la Red Sevilla por el Clima, Salmorejo Rebelde y Friday for Future, además de la Plataforma por los Parques y Jardines de Sevila, Amigos de los Jardines de la Oliva y Fundación Savia) y partidos (Adelante Sevilla, Más País y Equo Sevilla).

“Que las obras de Sevilla se adapten a la ciudad, no al revés”, defendía Jacinto Martínez, presidente de la asociación Amigos de los Jardines de la Oliva y miembro de la Plataforma por los Parques y Jardines de Sevilla, entidades que acudieron a la manifestación.

“¿Por qué toda obra pública menosprecia el arbolado?”, añadía el paisajista Ricardo Librero. “Hay que cambiar este proyecto anticuado y hacer uno del siglo XXI que responda al interés general donde la mitad de calzada sea para tranvía, peatones y bicis y el tráfico de coches se reduzca a la otra mitad, sin tocar los árboles”, señalaba Indalecio de la Lastra, ingeniero de caminos, representante de Emasesa para Adelante Sevilla.

Hay quien prefiere una línea de autobuses de tránsito rápido (BTR), en plataforma reservada, a un tranvía, como Equo Sevilla, Ecologistas en Acción y Red Sevilla por el clima, que también acudieron a la protesta. La ciudad de Nantes ha apostado fuerte por esta opción más económica y eficaz hace más de una década y ha dejado de ampliar su red de 35 kilómetros de tranvía.

“Sale más barato y es más rápido implantar un BTR y Europa exige que se cumpla el requisito medioambiental. Sevilla necesita un buen plan de movilidad”, explicaron Eduardo Gutiérrez y Jesús Lara, responsables de Ecologistas en Acción en Andalucía y Sevilla.

“Hay alternativas al tranvía que respetan el arbolado. Un tranvibús (autobús en plataforma reservada) sale a 7 millones por kilómetro, fnente a los 40 millones por kilómetro del tranvía”, defendió Esteban de Manuel, coportavoz de Equo Andalucía y representante de Tussam por Adelante Sevilla.

“Un transporte público que respete los árboles y reste espacio al vehículo privado”, afirmó Antonio Aguilera, secretario de la Fundación Savia, presente en la protesta y una de las integrantes del Movimiento de Entidades por el Clima.

”Es una pena cómo se ha deteriorado en Sevilla el proyecto del tranvía que venía cargado de sostenibilidad y era una alternativa moderna. Se ha enquistado”, lamentó Leandro del Moral, catedrático de Geografía de la Universidad de Sevilla.

“Es un proyecto insostenible e inncesario si Juan Espadas quiere hacer de Sevilla una capital verde”, declaró Daniel González Rojas, portavoz de Adelante Sevilla en el Ayuntamiento.

José Jesús, vecino de El Plantinar, se sumó a la protesta al igual que otros veecinos porque cree que hay barrios más necesitados de transporte público que Nervión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios