Beethoven. Filosofía de la música. Adorno | Libros Beethoven fragmentario

  • Akal reimprime su edición de los apuntes de Adorno para el libro sobre Beethoven que nunca llegó a escribir

Theodor W. Adorno (Fránkfurt, 1903 - Valais, Suiza, 1969) Theodor W. Adorno (Fránkfurt, 1903 - Valais, Suiza, 1969)

Theodor W. Adorno (Fránkfurt, 1903 - Valais, Suiza, 1969) / D. S.

Desde que en 1934 produjera sus primeros textos sobre el compositor hasta que en enero de 1969, siete meses antes de su muerte, bromeara (o no) con que su Beethoven. Filosofía de la música habría de ser uno de los ocho libros que le quedaban por escribir, estuvo Theodor Wiesengrund Adorno (1903-1969) dándole vueltas a una obra que jamás afrontó de forma definitiva.

En 1993, en el 90 cumpleaños del filósofo, una editorial de su Fránkfurt natal publicó, con aquel título que Adorno filtrara, el trabajo que sobre sus apuntes hiciera Rolf Tiedemann. Akal lo tradujo y publicó en castellano en el año 2003 y ahora, en medio del pandémico año beethoveniano, lo ha reimpreso.

Beethoven - T. W. Adorno Beethoven - T. W. Adorno

Beethoven - T. W. Adorno

Tiedemann hizo un trabajo exhaustivo de recopilación de todas las notas, esbozos y apuntes conservados de Adorno sobre Beethoven, añadiendo los pocos textos concluidos sobre el compositor. Honesto, el editor, que comenta que Adorno le describió sus fragmentos sobre Beethoven “como un diario de experiencias sobre su música”, reconoce que este no es un libro de Adorno, ya que el escritor no intentó nunca dar unidad a estos fragmentos ni integrarlos en un concepto de obra unitaria. Son apuntes personales pensados como punto de partida para lo que pudo haber sido un libro, por lo que el lector no debe entender que Adorno se le dirige a él.

Además de a la recopilación, que incluye breves ensayos completos y capítulos extraídos de alguna otra obra, el trabajo de Tiedemann se extiende a una organización temática del material (nada fácil de hacer) y a un extenso cuerpo de notas (casi una quinta parte del volumen) que ayuda a contextualizar los fragmentos que, para un uso más fácil y eficaz, aparecen numerados.

En su doble condición de filósofo y músico, el marxista Adorno, el alumno de Alban Berg, va dejando en esta obra multitud de detalles sobre su capacidad analítica y su mirada profunda sobre la obra beethoveniana. Resultan especialmente interesantes sus apuntes y sus textos sobre el estilo tardío (y muy especialmente sobre la Misa Solemnis, “la obra capital enajenada”), pero en cualquier punto del camino a uno lo puede sorprender una intuición, una crítica, una pregunta, un pensamiento incómodo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios