Historia de la música occidental en contexto | Crítica

La familia sigue creciendo

  • ‘Historia de la música occidental en contexto’ de Akal suma dos nuevos ejemplares a la colección

La Sala de Conciertos del Conservatorio de París en la década de 1840 La Sala de Conciertos del Conservatorio de París en la década de 1840

La Sala de Conciertos del Conservatorio de París en la década de 1840 / D. S.

La editorial madrileña Akal mantiene dos de las más importantes colecciones de historia de la música que hayan circulado nunca por el mercado español. La primera de ellas está ya cerrada. Ocupa seis volúmenes y está dedicada a un lector especializado, alumnos de estudios musicales avanzados o, al menos, melómanos eruditos. La segunda está en marcha, y aunque resulta también de un rigor extraordinario, parece pensada para un público no tan formado, aunque tampoco son textos de pura iniciación. Su título de Historia de la música occidental en contexto sitúa esta iniciativa en el entorno de la historia social del arte, tan en moda en los últimos años.

Usé al principio el verbo ‘mantener’ y lo hice en el más profundo significado del término. No es que Akal publicase esa primera Historia de la música y la abandonase a su suerte, sino que la editorial la ha cuidado adaptándola al actual mercado, de forma tal que la mayoría de los volúmenes han sido reeditados recientemente, cambiando las originales tapas duras por encuadernaciones en rústica, que hacen los libros también mas asequibles, y añadiéndole algunos detalles de diseño que los han modernizado. Si no me equivoco, sólo los libros dedicados a la música del Renacimiento y a la del siglo XX faltan por reeditar; también quedan en formato antiguo las antologías que acompañan a cada volumen, aunque estas estaban ya en rústica.

La segunda de estas colecciones, que empezó a editarse a finales de 2017, ha sumado en las últimas semanas dos nuevos volúmenes. A los dedicados al Barroco (por Wendy Heller) y a los siglos XX yXXI (por Joseph Auner) se unen La música en el Renacimiento de Richard Freedman y La música en el siglo XIX de Walter Frisch. En ambos casos, las ediciones originales datan del año 2013 y, como el resto de sus compañeros de colección, provienen de la editorial neoyorquina W. W. Norton & Company y cuentan con traducciones de Juan González-Castelao.

La música en el Renacimiento - Freedman La música en el Renacimiento - Freedman

La música en el Renacimiento - Freedman

Aunque en los dos libros los compositores y sus obras siguen sirviendo como guía rectora y no faltan algunos ejemplos de carácter técnico, se rehúye en general el análisis detallado de la música y en su lugar se hace mayor incidencia en cuestiones vinculadas a la estética y el entorno social, intelectual, político y tecnológico de cada época.

Richard Freedman parte de una interesante consideración sobre el propio concepto de ‘renacimiento’ aplicado a la música de los siglos XV y XVI. La primera sección de su obra incluye también un notable acercamiento a las prácticas formativas que seguían los músicos del período. El resto de su trabajo incluye tres grandes partes, que ponen el año 1500 como referencia (Antes de, En torno a y Después de). Teniendo en cuenta la soberbia calidad del volumen escrito por Allan W. Atlas para la historia de la música más especializada de Akal sobre este mismo período, en la que no faltaban tampoco referencias históricas contextuales, las principales aportaciones de Freedman son aquí cuestiones de detalles, por ejemplo vinculadas a ceremoniales públicos (las procesiones religiosas y los ritos de estado), la vinculación con la numerología, la magia y la medicina y el acercamiento al mundo americano, muy desdibujado en el texto de Atlas.

La música en el siglo XIX - Frisch La música en el siglo XIX - Frisch

La música en el siglo XIX - Frisch

Walter Frisch se acoge a la idea de un siglo XIX corto, que hace arrancar de 1815. Tras un par de capítulos introductorios de caracterización conceptual y estética del período, en su recorrido por el universo romántico sobresalen como elementos más originales e infrecuentes la atención prestada a la crítica y la prensa musicales y a la nueva cultura del concierto público, con la irrupción definitiva de la burguesía en el mundo de la música y las consecuencias que eso trajo en el estilo.

Frisch, profesor en la Universidad de Columbia, dedica también un capítulo a los Estados Unidos de América, presencia bastante infrecuente en libros de este género, y cierra su obra con un interesantísimo acercamiento al “sonido de la música del XIX”, analizando cuestiones tanto tímbricas como subjetivas, de anhelos compartidos, lo que conecta con el movimiento de la interpretación históricamente informada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios