Juan García Rodríguez | Director de orquesta

Anatomías del sonido

  • IBS Classical inicia una línea de colaboración con el conjunto sevillano Zahir Ensemble con un álbum monográfico dedicado a Luis de Pablo (Bilbao, 1930)

Zahir Ensemble acaba de dedicar un monográfico al compositor Luis de Pablo Zahir Ensemble acaba de dedicar un monográfico al compositor Luis de Pablo

Zahir Ensemble acaba de dedicar un monográfico al compositor Luis de Pablo / Álvaro Rodríguez Galán

Con 89 años recién cumplidos, Luis de Pablo (Bilbao, 1930) sigue siendo uno de los nombres esenciales de la vanguardia española. El conjunto sevillano Zahir Ensemble, que ha trabajado frecuentemente con su música, cumple por fin con la idea de dedicarle un disco monográfico. “Este proyecto fue concebido entre 2010 y 2012. Programamos las obras en varios conciertos y las grabamos con la idea obviamente de sacar un disco. Lamentablemente, no hemos podido hacerlo hasta ahora”, comenta Juan García Rodríguez, miembro fundador y director del conjunto.

–Su anterior disco es ya antiguo.

–Lo último fue del 2012, pero en uno de aquellos productos que sacaba la Injuve. El último disco de estudio data de 2011. Tenemos mucho fondo de grabación sin editar, cosas que hicimos con Francisco Cuadrado, que fue también con quien grabamos el monográfico de Sánchez Verdú. Paco Moya está trabajando con este material y vamos a ir sacando cosas antiguas mientras grabamos otras nuevas.

–¿Por qué estas tres obras?

–En primer lugar porque se trata de música de una extraordinaria calidad. En segundo lugar porque son en los tres casos obras con solistas y pretendíamos darle ese toque unificador. En tercer lugar, porque eran novedades. Eros (1993) y Anatomías (2005-07) estaban inéditas en la discografía, y del Concierto de Cámara (1979) había sólo un registro hecho poco después de su estreno y que estaba descatalogado.

–Son obras separadas por muchos años. ¿Se aprecia la evolución de la música de De Pablo en ese tiempo?

Anatomías es una depuración de Eros, si podemos hablar en esos términos, que no sé si le gustarían al compositor. El salto estético o técnico, quizás más bien técnico, está entre la primera obra y las otras dos. El Concierto de cámara tiene muchas estructuras con micropolifonía,con una densidad muy grande dentro del pulso. En las otras el contrapunto resulta más claro. Hay como un despojamiento mayor. Pero la dificultad rítmica es también mayor. Es muy complejo lo que ocurre dentro del pulso. En el Concierto de cámara hay secciones aleatorias. En las otras dos piezas está todo escrito en compás, y el compás es muy difícil. En el Concierto de cámara el pulso es sencillo. Está dentro de la estética de los 70, un poco a lo Ligeti.

De Pablo - Zahir Ensemble De Pablo - Zahir Ensemble

De Pablo - Zahir Ensemble

–Hay quien dice que la música de Luis de Pablo se ha hecho no sólo más accesible, sino que ha incorporado toques impresionistas, ¿qué piensa?

–Él reniega mucho de todo lo alemán y le gusta mucho la música francesa, reivindica a Sibelius. El refinamiento de la orquestación, el uso de timbres que te sorprenden y te atrapan ha estado siempre en su música, y eso está en las tres obras. En cuanto a lenguaje, a mí más que a impresionismo me recuerda a Bartók.

–¿Puede adelantarme los proyectos pendientes con ese material acumulado?

–Estamos dando forma a sendos monográficos dedicados a César Camarero y Eneko Vadillo, un poco a la espera de financiación. Luego hay otras cosas de las que es mejor no hablar todavía.

–¿Ha caído tanto el apoyo oficial a la música contemporánea en España como parece?

–Es muy obvio. Se desmanteló el CDMC (Centro para la Difusión de la Música Contemporánea), se desmanteló el Festival de Alicante, se redujo muchísimo la temporada del Reina Sofía... Menos mal que subsiste el Central.

"AlCentral vamos este año con música de Cendo y ‘Ayre’ de Golijov, que haremos con La Tremendita"

–¿Y cómo sobrevive en medio de ese panorama un grupo como Zahir Ensemble?

–Con los conciertos, una subvención del Ayuntamiento y el apoyo, básicamente logístico, del Cicus. Si la subvención se retrasa, como ahora, pues nuestro ciclo se resiente, aunque haremos cosas en junio y al principio del Otoño. Pero no es fácil. En el momento en que te planteas hacer cosas para orquesta de cámara los costes suben, y quitando al Plural Ensemble, que tiene detrás al BBVA, los demás grupos de España están más o menos igual que nosotros. Por suerte, el proyecto anual del Teatro Central parece consolidado y ahí podemos programar con cierta ambición. Este año vamos a interpretar una pieza de Raphaël Cendo y Ayre de Osvaldo Golijov, que haremos con La Tremendita, a ver cómo sale ese experimento, estoy expectante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios