Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Moto2

Incontestable Baldassarri

  • El piloto del Honda Pons logra el triunfo por delante de Oliveira y Bagnaia y Álex Márquez se va al suelo

Italia domina el mundial con mano de hierro en Moto2. Lorenzo Baldassarri consiguió ayer en Jerez la cuarta victoria en otras tantas carreras para el país 'azurro'. El pupilo del Honda Pons se impuso con absoluta superioridad e inscribió un nuevo nombre en el trazado jerezano que, desde el inicio de Moto2 siempre ha visto ganar aun piloto diferente: nueve carreras y nueve ganadores distintos.

La de Baldassarri fue una victoria tan incontestable como desangelada fue la carrera, que tuvo poco relato. Miguel Oliveira fue el único que le puso emoción en los primeros compases gracias a su impresionante remontada. El portugués, nuevo piloto de KTM MotoGP para 2019, partía desde la 14ª plaza y acabó segundo. El piloto de KTM comprendió pronto que le era imposible acercarse el ritmo de Baldassarri, que sólo tuvo que mantener la concentración para firmar un triunfo que le sitúa segundo del Mundial a 9 puntos del líder, que sigue siendo Pecco Bagnaia, ayer tercero.

El gran perjudicado de la jornada fue el español Álex Márquez. El hermano pequeño de la saga marchaba en la tercera posición cuando se fue al suelo en la curva Michelin, la misma en la que su hermano sufrió una caída en la jornada del sábado. Márquez se deja unos puntos que pueden ser cruciales para sus aspiraciones a ganar el campeonato del mundo y revalidar el título que consiguió en 2017 Franco Morbidelli para el Estrella Galicia. Su compañero Joan Mir ha estado enfermo durante todo el fin de semana y claramente fue de más a menos en la carrera, acabando en la decimoprimera posición.

El triunfo de Baldassarri fue incontestable. El italiano ha firmado un fin de semana perfecto. Dominó los entrenamientos libres del sábado, hizo la 'pole' y lideró el 'warm up' para acabar batiendo en la carrera el récord de la pista, estableciendo la nueva marca de 1:42.534, crono que logró en la tercera vuelta del Gran Premio. Luego, el rendimiento de los neumáticos fue cayendo pero el pupilo de Sito Pons administró perfectamente su ventaja. Se colocó primero en la tercera vuelta adelantando a Álex Márquez en la curva Dry-Sack y ya no cedió su posición hasta el banderazo a cuadros.

La carrera comenzó con un toque de Luca Marini -hermano de Valentino Rossi- a Jorge Navarro que tiró por tierra las opciones del español, con ritmo durante todo el fin de semana. El piloto del Federal Oil Gresini siguió en pista pero acabó muy lejos de la cabeza aunque rodando en tiempos similares a los primeros.

El portugués Miguel Oliveira fue el gran animador de la carrera. El nuevo piloto de MotoGP para el año que viene comenzaba en la decimocuarta plaza pero una gran salida ya le colocaba entre los primeros al cabo de la primera vuelta. Oliveira se situaba cuarto en la segunda vuelta y posteriormente pasó a Binder y a Márquez. Baldassarri vio la jugada y comenzó a imponer un ritmo fortísimo, escapándose en solitario. El portugués intentó seguirlo un par de vueltas pero finalmente desistió y prefirió conservar el segundo puesto antes de irse al suelo.

El tercero en discordia era Pecco Bagnaia, líder del mundial, con poco ritmo en carrera, por lo que prefirió pájaro en mano. En las vueltas finales, el español Xavi Vierge se le acercó a cuatro décimas y por un momento parecía que iba a presentar batalla por el podio. Sin embargo, el piloto del equipo Sky de Valentino Rossi abrió de nuevo distancias para acabar en el podio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios