Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

moto gp

Márquez elude el caos

  • El campeón del mundo se beneficia de la caída múltiple que provoca Lorenzo en Dry-Sack y en la que se ven involucrados Dovizioso y Pedrosa

Marc Márquez, tocado por una varita, se benefició de la caída múltiple que sufrieron a falta de siete vueltas Andrea Dovizioso, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa en la curva Dry-Sack del Circuito de Jerez, donde ganó el catalán del Honda Repsol para salir como nuevo líder del Mundial con 70 puntos, 12 más que un Johann Zarco que fue segundo por delante de Andrea Iannone.

El campeón del mundo ya marchaba unos segundos por delante cuando se produjo el incidente del que se hablará al menos las dos próximas semanas hasta el Gran Premio de Francia en el circuito de Le Mans. Las dos Ducati y Pedrosa luchaban por la segunda y la tercera posición del podio cuando a falta de siete vueltas Dovizioso intentó pasar a Lorenzo en la curva 6 del circuito jerezano. El italiano entró colado, Lorenzo cortó entonces por dentro y quiso meter la Ducati en la trazada pero por allí pasaba Pedrosa. Cuando el balear quiso rectificar ya tenía encima al de Honda, que voló por los aires. Producto del impacto, Lorenzo también chocó con Dovizioso, acabando los tres por los suelos. Luego, Dovi culpó a Pedrosa de la acción y el español se quejaba de no haber sido recibido en Dirección de Carrera. Lo cierto es que Pedrosa tiene ya dos ceros en el Mundial, el primero por una acción de Zarco en Argentina y el de ayer con Lorenzo. En ninguno tuvo culpa alguna pero tampoco se queja como Rossi...

La carrera de MotoGP prometía con la 'pole' de Crutchlow, la segunda posición de Pedrosa y la segunda fila de Lorenzo y Márquez. El balear, el único que se decidió por el neumático blando delante y medio detrás, arrancó como un tiro y se colocó líder de la prueba con Pedrosa a su sombra. Crutchlow hizo una mala salida, al igual que Zarco, perdiendo cuatro y dos posiciones respectivamente mientras que Márquez se colocaba tercero y a la expectativa. Más atrás, Rins seguía en la sexta posición desde la que salía y Rossi peleaba con Iannone y Petrucci por la séptima plaza, con Viñales hundido en la 13ª.

Con Lorenzo liderando la carrera, Márquez pasó a Pedrosa en la curva Crivillé, una de las más rápidas del circuito jerezano. Poco después, Álex Rins se iba al suelo, lo mismo que Crutchlow un par de giros después, momento que aprovechaba Dovizioso para alcanzar la cuarta posición.

A 17 vueltas para el final, Márquez pasaba por fin a Jorge Lorenzo y comenzaba a marcar un ritmo más alto abriendo distancia paulatinamente con sus adversarios. Pedrosa parecía perder algo de contacto mientras que Lorenzo y Dovizioso marchaban segundo y tercero. Márquez salvó una caída de manera espectacular derrapando en una zona con mucha gravilla debido a una caída en la vuelta anterior de Thomas Lüthi. Poco a poco, el español abría hueco y por atrás comenzaba la batalla por el segundo y tercer puesto.

Hasta que llegó el desastre en esa vuelta 16 que acabó con los tres perseguidores rodando por el suelo. Dirección de carrera investigó el caso y decidió no aplicar sanción al tratarse de un lance de carrera.

Márquez llegó a la línea de meta con una ventaja de más de cinco segundos sobre Johann Zarco, una vez más la mejor Yamaha del fin de semana, mientras que Andrea Iannone sumó su segundo podio consecutivo, por delante de Danilo Petrucci, Valentino Rossi y Jack Miller. Maverick Viñales acabó en una decepcionante séptima posición mientras que Álvaro Bautista obtuvo un meritorio octavo puesto. Mika Kallio, 'wild card' en Jerez, se clasificó décimo siendo la mejor de las KTM por delante del recién renovado Pol Espargaró y de Bradley Smith mientras que Tito Rabat sólo pudo ser decimocuarto.

Dovizioso, Lorenzo y Pedrosa -los tres aún pendientes de renovar- quedan tocados después de un Gran Premio que ha resultado nefasto para sus intereses aunque Ducati ha dado un claro paso adelante en un circuito en el que normalmente no va bien. Pedrosa, por su parte, sigue sin tener esa suerte que sí sonríe al otro lado del box del Repsol Honda. A la lesión y operación de la mano derecha se une ahora una caída que además de las secuelas físicas están las morales en una situación en el equipo en la que se palpa la tensión. Y es que Honda, a través de su jefe de equipo Alberto Puig, reconoce abiertamente que habla con otros pilotos y mientras Márquez ya está renovado, el futuro de Pedrosa, que necesita resultados, no está nada claro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios