Declaraciones tras el España-Rusia

Hierro no descarta seguir como seleccionador

  • "Es o ha sido un placer entrenar a este equipo", ha dicho el seleccionador español tras la eliminación.

Hierro consuela a sus jugadores. Hierro consuela a sus jugadores.

Hierro consuela a sus jugadores. / EFE

Comentarios 2

Serio, alternando la autocrítica con palabras de halago. Así compareció ante los medios Fernando Hierro, seleccionador nacional. "Veníamos a hacer algo importante, a pelear por ganar el Mundial, así que éste no era el plan que teníamos pensado", avanzó sincero.

Por "plan" Hierro quería decir llegar hasta la final. O al menos, hasta uno de los últimos cruces del torneo. Pero España dijo adiós en octavos y los jugadores, en palabras de su entrenador, estaban "muy afectados".Por eso, al malagueño ni se le pasó por la cabeza cuestionar "el compromiso, el esfuerzo y la solidaridad" de sus jugadores. "Fue un placer haberlos entrenado y haberlos dirigido. Por mi parte no hay ningún reproche, sólo autocrítica, y empezando por mí. Si alguien entiende que hay que pedir responsabilidades por lo que ha sucedido, yo pongo la cabeza", afirmó sin dudar.

"Yo he tomado decisiones desde el mismo día que accedí al cargo, y sé que también hay que gente que toma otras decisiones. Eso ya no depende de mí. Lo que sí puedo decir es que el equipo se ha dejado la vida en el campo", aseguró el seleccionador nacional.

A juicio de Hierro, era "muy difícil estar durante 120 minutos atacando". Pero por más que los periodistas le recordaron que una cosa es atacar y otra lanzar a puerta, él prefirió recalcar las virtudes de los suyos. "El equipo lo intentó desde todas las maneras, por eso digo que el compromiso fue increíble hasta el final", aseveró.

Por mucho que quisiese ver el vaso medio lleno, lo cierto es que a España le tocó hacer las maletas mucho antes de lo deseado. Y por ahí, Hierro retornó al camino de la autocrítica: "Dijimos que en la primera fase tienes un margen de error, pero a partir de octavos de final, no. Y fue en este partido en el que nos hacía falta no cometer ninguno".

Pero la autocrítica tocó techo cuando el seleccionador escuchó que su equipo era incapaz de generar peligro. "Lo intentamos por todos lados. Hasta el empate estábamos jugando muy bien. Luego nos vinimos un poco abajo, pero al inicio de la segunda mitad salimos con ganas. Creo que minimizamos las transiciones y los errores que cometidos en los tres primeros partidos, y eso se lo he querido recordar a ellos cuando he ido a verlo al vestuario", reveló.

En este momento de su comparecencia, Hierro dijo, quizá por convencimiento, quizá porque no reparó en la lectura que pudiera hacerse de sus palabras, que había sido un placer entrenar a la selección. La conjugación en pasado resonó en los oídos de los periodistas.

"Es y ha sido un placer", rectificó el malagueño, como temiendo el aluvión de preguntas. "No es una decisión mía seguir. Después de la eliminación mi situación es lo de menos. Ahora lo importante es el equipo, que se ha comportado de una forma profesional, tanto los jugadores que fueron titulares como los que se quedaron en el banquillo, y en ese sentido fue una maravilla ser su entrenador", concluyó después de repetir que no hablaría más acerca de su futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios