Brasil aterriza en Rusia

Neymar acerca a Brasil a la locura

  • La 'canarinha' aterriza en Rusia entre la esperanza de espectáculo de cada cita y la solidez de su dibujo táctico

Neymar celebra su tanto ante Austria. Neymar celebra su tanto ante Austria.

Neymar celebra su tanto ante Austria. / EFE

Con Neymar brillando de nuevo, Brasil se instaló ayer en Rusia como uno de los grandes favoritos al título mundial. El 3-0 del domingo ante Austria no hizo sino confirmar esta condición, que se ve acrecentada además al ver cómo su gran estrella parece haberse recuperado a toda velocidad de la larga lesión que sufrió durante la temporada.

Cuánto puede mejorar aún el delantero brasileño antes del comienzo del Mundial es algo que no sabe ni el propio seleccionador. "No conozco sus límites", dijo Tite tras la victoria en Viena.

Antes, Neymar había dejado literalmente en el suelo con un par de movimientos del cuerpo al defensa Aleksandar Dragovic y luego había hecho un túnel al portero para el 2-0. "Sus cualidades técnicas y su creatividad son impresionantes", agregó el técnico.

El jugador de 26 años estuvo tres meses sin jugar tras una operación en el pie. Regresó a la actividad apenas hace una semana en un amistoso ante Croacia (2-0), regateó a dos contrarios y puso el balón justo debajo del travesaño para el 1-0.

En el Ernst-Happel de Viena le bastó con un par de giros de cadera para terminar con Dragovic. "El partido de hoy estuvo bien para devolverme la confianza", dijo el atacante del Paris Saint-Germain. "Me he movido bien y estoy muy contento".

Los brasileños debutan el 17 de junio ante Suiza en la fase de grupos. Hasta entonces tiene tiempo Neymar para ponerse al cien por cien. Pero una buena parte de la Seleçao, ya lo está. Philippe Coutinho mostró en Viena, y no sólo por su gol en el minuto 69, su gran potencial. También convenció el joven delantero Gabriel Jesús, que abrió el marcador en el 36. En el centro del campo, los experimentados Casemiro y Paulinho ofrecieron estabilidad.

La excelente forma en la que llegan los brasileños destaca en la comparación con uno de sus principales rivales al título, Alemania. El actual defensor del cetro mundial perdió hace poco más de una semana por 2-1 en Austria, ante el mismo equipo vapuleado por Brasil.

"Creo que van a ser los próximos campeones mundiales", dijo el austríaco Marko Arnautovic.

El gran mérito de Tite reside probablemente en que el peso del equipo no recae ya únicamente sobre los hombros de Neymar. El juego de la verdeamarela es más equilibrado que antes y muestra la disciplina táctica exigida por el entrenador.

Neymar, no obstante, tiene espacio para desarrollar su creatividad, para alegría de los espectadores y sufrimiento de Aleksandar Dragovic.

"Deben creer, deben soñar", pidió Neymar a los fans antes del comienzo de la Copa del Mundo. "También nosotros soñamos cada vez más. Soñar no está prohibido", terminó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios