Selección española

Seísmo en el minuto 0

  • El apresurado relevo en el banquillo español lo eclipsa todo en la prensa internacional

La selección española, en la primera sesión con Fernando Hierro y Albert Celades al frente, ayer por la tarde en Krasnodar. La selección española, en la primera sesión con Fernando Hierro y Albert Celades al frente, ayer por la tarde en Krasnodar.

La selección española, en la primera sesión con Fernando Hierro y Albert Celades al frente, ayer por la tarde en Krasnodar. / javier etxezarreta / efe

La pelota no empezó ni a rodar y el Mundial de Rusia 2018 ya ha vivido el que será posiblemente el capítulo más bizarro de cuantos ofrecerá. El Real Madrid anuncia el fichaje del seleccionador de España, Julen Lopetegui, para después del Mundial. Enfadada por las formas, la Federación Española responde despidiendo al técnico. Y cuando éste está de camino al aeropuerto para volverse a España, la Federación presenta a su sustituto, Fernando Hierro, hasta el momento director deportivo. Todo en las horas previas al debut de la campeona mundial de 2010 en el torneo.

Lógicamente, nadie se podía imaginar semejante sucesión de acontecimientos. Empezando por el presidente de la federación española, Luis Rubiales. "Hay una atmósfera de hermandad", dijo el martes por la mañana. De hermandad con el técnico Julen Lopetegui queda más bien poco y la atmósfera de la selección española saltó a las portadas de todos los diarios deportivos más importantes del mundo.

"Un saludo para Hierro, que es amigo mío". Así acabó Infantino ante la prensa tras el Congreso

Krasnodar, la ciudad donde España tiene su cuartel general, fue el epicentro de un terremoto que se sintió a miles y miles de kilómetros de distancia. En el Mundial no se habla de otra cosa.

"Ah, y un saludo para Fernando Hierro, que es amigo mío": Gianni Infantino, el mandamás del fútbol mundial, despidió así la rueda de prensa que dio tras el Congreso de la FIFA en Moscú. Un vívido reflejo del calado de la noticia.

Unos pocos kilómetros al suroeste de la capital habló el seleccionador alemán, Joachim Löw. "Para mí es algo totalmente inesperado. Que se tome una decisión así antes del primer partido del equipo es tremendo", señaló el técnico de la actual campeona del mundo.

"Esto provoca con seguridad una intranquilidad innecesaria dentro de la Federación y también en el equipo", agregó Löw. No fue el único que se manifestó: la pregunta sobre qué ocurriría con España se escuchó en muchas ruedas de prensa de las selecciones participantes.

"Caos en Krasnodar", señaló el diario italiano La Gazzetta dello Sport en su web. "Escándalo en España: echan a Lopetegui a dos días del debut", indicó por su parte el argentino Clarín.

L'Equipe, el principal diario deportivo en Francia, se hizo la pregunta que recorría la mente de muchos: "¿Cómo un equipo que es uno de los principales favoritos en el Mundial cambia de entrenador dos días antes de su debut en el torneo?".

España se medirá mañana viernes en Sochi a la selección portuguesa de Cristiano Ronaldo, un rival de mucha categoría. Un tropiezo dispararía las alarmas.

El diario alemán Bild quiso explicárselo a sus lectores cambiando los nombres. "Despiden a Jogi Löw tres días antes del primer partido del Mundial porque ha firmado con el Bayern Múnich a espaldas de la Federación. Y Oliver Bierhoff asume las riendas de la selección... ¡Pues esto ha pasado en España!". Kicker, revista deportiva de referencia en Alemania, también se hizo eco y apuntó a Rubiales. "Quizás haya sacado a España del camino del éxito antes incluso del debut", escribió. "Se ha visto herido en su orgullo (...) Ángel María Villar podría estar riéndose para sus adentros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios