Mundial de Rusia 2018 · Previa del Irán-España Vencer y con holgura

  • Ante la ordenada y combativa Irán, España necesita los tres puntos y un amplio 'average' general para pensar en el liderato

La selección española de fútbol se medirá hoy a Irán en Kazán en la segunda jornada del Mundial, un choque que le llega entre la necesidad de sumar su primer triunfo y la ilusión de sostener las buenas sensaciones ofrecidas en su debut.

En juego está el liderato del Grupo B, que actualmente lo ostenta la sorprendente selección asiática después de su triunfo por 1-0 ante Marruecos gracias a un gol en propia puerta en el descuento. España está obligada a ganar porque cualquier otra cosa sería entrar en regresión.

El 'average' general es importante, pero lo primero es ganar a un rival que no lo facilitará

El debut ante Portugal tuvo sensaciones contrapuestas para los españoles. El empate a tres fue un resultado que no aclara demasiado su futuro inmediato en el Mundial y, al tiempo, un oasis después de ver cómo se produjo.

A ese encuentro, España llegó con seleccionador nuevo tras el despido de Julen Lopetegui e inmersa en un mar de dudas. Los futbolistas ofrecieron la respuesta adecuada con carácter y fútbol, y sólo cedieron ante un impresionante hat-trick de Cristiano Ronaldo.

España se rearmó moralmente y también mostró que su fútbol permanece intacto, pero en Kazán tendrá a un rival al que nadie regaló estar en el Mundial. Uno de esos enemigos que tan poco le gusta por su propuesta defensiva. Ningún futbolista español oculta que la clave estará en marcar pronto un gol que relaje las pulsaciones, y más viendo todas las sorpresas que se están dando en el Mundial.

Carvajal titular

El seleccionador español, Fernando Hierro, podrá contar con el lateral Dani Carvajal, ya recuperado de su lesión muscular. Le vendrá bien por su perfil ofensivo. La incorporación de Thiago Alcántara en lugar de Koke también podría ser una opción en un medio campo en el que Isco y Andrés Iniesta parecen estar llamados a llevar el mando del encuentro.

Lo que no admite debate es quién estará en las áreas. David de Gea es el guardameta de Hierro para el Mundial, por más que su actuación ante Portugal fuera deficiente, y Diego Costa despejó cualquier duda sobre quién debe ser el delantero del equipo español con sus dos goles y su despliegue de fuerza, compromiso e incluso recursos individuales en la jornada inaugural.

Irán tampoco presentará novedades, visto el éxito de su debut, una victoria por 1-0 ante Marruecos que colocó al combinado árabe como sorprendente líder del grupo.

Su seleccionador, el portugués Carlos Queiroz, sabe qué tipo de equipo maneja, un plantel de esfuerzo indesmayable, disciplina casi militar y enorme dosis de pasión.

Sardar Azmoun, una de las promesas del fútbol mundial para muchos, será la principal referencia atacante de un equipo armado para defender. Así lo hizo en su estreno ante los marroquíes y el plan no podía haberle dado mejores frutos, así que para qué cambiarlo.

Marcarle a los iraníes será el principal reto de los españoles, que en sus últimos partidos mostraron no pocas dificultades para anotar, mientras que los de Queiroz apenas recibieron goles en contra. El goal average general puede ser decisivo con los portugueses por acabar líder.

El técnico luso repetirá, sin duda, estrategia ante la campeona del mundo de 2010, con el aliento de los hinchas iraníes que, desde hace días, colorean las calles de la hermosa Kazán con sus banderas y sus animosos cánticos. Se los ve exultantes después de su excelente inicio en su segundo Mundial consecutivo.

La afición española también se dejó ver desde el pasado sábado en la capital de la República Tártara. Su desembarco no fue, de momento, masivo. Pero en el Kazan Arena los hombres de Fernando Hierro contarán también con el respaldo de los no pocos rusos que muestran su simpatía por España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios