bélgica

Entre el dolor y la furia: Bélgica busca reanimarse

Roberto Martínez Roberto Martínez

Roberto Martínez / atef safadi / efe

Jugaron el fútbol más vistoso del Mundial, pero la "generación dorada" de Bélgica se estrelló una ronda antes de la gran final de Rusia 2018. El dolor y la furia hacia el rival se mezclan ahora con la necesidad de recuperarse para despedirse del torneo todavía con un pequeño hito.

"Estamos decepcionados, pero no tenemos nada que reprocharnos", consideró Kevin De Bruyne después de que los "diablos rojos" perdiesen 1-0 con Francia en San Petersburgo, en la primera semifinal de Rusia. "Me habría gustado jugar la final", agregó el centrocampista belga, que jugó ante los galos su peor partido en el Mundial.

"La decepción es grande. La ambición era intentar ganar el título, no se trataba de hacer un buen torneo", lo secundó el seleccionador Roberto Martínez. "Nuestra única idea era llegar a la final", lamentó el técnico español.

Otros "diablos rojos" dispararon por su parte duro contra una Francia efectiva y prágmatica, minimalista en la antigua ciudad de los zares rusos, como ha sido a lo largo de todo el torneo.

"Francia juega al antifútbol", soltó el portero Thibaut Courtois. "Hubiese preferido quedar fuera contra Brasil, que al menos quieren jugar fútbol", remató el meta, que no pudo salvar a su equipo, como en el 2-1 ante la "canarinha" en los cuartos de final, pese a volver a hacer un buen partido.

Ambos equipos se neutralizaron en el San Petersburgo Arena en la noche del martes y el gol decisivo de Francia lo acabó marcando tras un córner un defensa, el central del Barcelona Samuel Umtiti.

Eden Hazard, la única estrella belga que brilló por momentos en la noche clara de San Petersburgo, también dio rienda suelta a su frustración: "Prefiero perder con este equipo belga a ganar con ese equipo de Francia", lanzó el crack del Chelsea.

El dolor era comprensible. La que es posiblemente la mejor generación de futbolistas belgas de la historia se quedó otra vez a las puertas del mayor logro de su selección, 32 años después de que los "diablos rojos" cayesen en las semifinales de México '86. Ahora es difícil ver si volverán a tener una posibilidad tan clara.

De Bruyne y Hazard, los estandartes de la brillante Bélgica de Rusia 2018, llegarían ambos a Qatar 2022 con 31 años. De ese tridente, sólo el artillero Romelu Lukaku, totalmente desaparecido en la noche de San Petersburgo, tendría entonces menos de 30 años.

La próxima oportunidad para conseguir el primer título del fútbol belga podría ser la Eurocopa de 2020. Mientras tanto, queda el consuelo del posible tercer puesto en la despedida de los "diablos rojos" de Rusia 2018 el sábado, cuando se midan con el perdedor del Inglaterra-Croacia de la segunda semifinal mundialista.

Pese a todo, el resultado mejoraría lo conseguido en 1986. "Debemos intentar reagruparnos, intentar terminar terceros en el Mundial. No es algo que suceda muy seguido", se consoló Martínez. "La última vez, en 1986, acabamos cuartos. Hay que entender que es un partido importante".

El español seguirá al frente del equipo al que ayudó a dar un salto de calidad desde que se sentó en el banquillo en 2016. "Tenemos que intentar mejorar de torneo a torneo, Bélgica tiene muchos talentos jóvenes", siguió.

"La tristeza es muy grande en el vestuario", recapituló luego sobre el declive de San Petersburgo. "Podíamos llegar a esta instancia y congelarnos, pero no ha sucedido. Francia estaba habituada a jugar estas instancias, pero hemos lidiado bien. No quiero que ninguno de mis jugadores este decepcionado", pidió.

También los jugadores intentaron reanimarse. "En dos años hay una Eurocopa", dijo combativo Courtois, quizá el mejor arquero de Rusia 2018 a sus 26 años. "Creo que el Mundial fue un paso adelante", consideró Vincent Kompany.

El pilar de la zaga belga, sin embargo, podría haber perdido su última oportunidad de ganar un título con su selección. El central del Manchester City cumplió este año 32 años.

También los jugadores intentaron reanimarse. "En dos años hay una Eurocopa", dijo combativo Courtois, quizá el mejor arquero de Rusia 2018 a sus 26 años. "Creo que el Mundial fue un paso adelante", consideró Vincent Kompany.

El pilar de la zaga belga, sin embargo, podría haber perdido su última oportunidad de ganar un título con su selección. El central del Manchester City cumplió este año 32 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios