Mundo

Crisis diplomática entre Francia e Italia por la gestión del 'Aquarius'

  • Salvini cancelará la cumbre en París de mañana si el Gobierno galo no retira sus críticas por el barco

Crisis diplomática entre Francia e Italia por la gestión del 'Aquarius' Crisis diplomática entre Francia e Italia por la gestión del 'Aquarius'

Crisis diplomática entre Francia e Italia por la gestión del 'Aquarius'

El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, amenazó ayer con cancelar la cumbre franco-italiana de mañana si el Gobierno de Francia no se disculpa por sus críticas a la gestión italiana de la crisis por el barco Aquarius, en el que viajan 629 inmigrantes y que ahora se dirige a España. "Sin una disculpa oficial (el primer ministro Giuseppe) Conte no haría bien en ir a París", dijo Salvini a la prensa sobre el encuentro previsto con el presidente galo, Emmanuel Macron. "Nuestra historia de solidaridad, generosidad y voluntariado no se merece un golpe por parte de miembros del Gobierno francés, y espero y pienso que el Ejecutivo galo va a presentar una disculpa oficial a la mayor brevedad", aseguró Salvini.

La indignación llega tras las declaraciones que hizo el pasado martes el portavoz del Gobierno de Macron, Benjamin Griveaux, después de que Italia impidiese al Aquarius atracar en sus puertos y desembarcar allí a los más 629 migrantes. Griveaux calificó esa actuación de cínica e irresponsable. El portavoz del partido de Macron, Gabriel Attal, dijo además que la posición del Gobierno italiano era "nauseabunda".

El Ministerio de Exteriores italiano convocó al embajador de Francia en el país para pedirle explicaciones por las críticas de París. Y el ministro de Economía italiano, Giovanni Tria, no acudió a una reunión prevista ayer en París con su hómologo galo, Bruno Le Maire.

Salvini acusó a Francia de no haberse hecho cargo de casi 10.000 solicitantes de asilo de Italia que estaban incluidos en el pacto de distribución de refugiados de la UE. "En tres años, en lugar de acoger a 9.816 inmigrantes, (Francia) acogió a 640", señaló.

París intentó suavizar su postura: "Somos conscientes de la carga que supone la presión migratoria para Italia", dijo la portavoz de Exteriores. Dentro de Francia se generó también un debate al no haber ofrecido Macron que el Aquarius atracase en sus costas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios