Mundo

Liga Norte y M5S inician los contactos pese a la oposición de Berlusconi

  • Se trata del primer acercamiento entre las fuerzas políticas que reclaman su derecho a gobernar tras las elecciones del día 4

Matteo Salvini. Matteo Salvini.

Matteo Salvini. / giuseppe lami / efe

Una llamada del secretario general de la Liga Norte, Matteo Salvini, al líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi di Maio, rompió los diez días de inmovilismo tras las elecciones en Italia y constituyó un primer acercamiento entre las fuerzas políticas que reclaman su derecho a gobernar.

Un contacto que no ha sentado nada bien al líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, socio de Salvini en la coalición de derechas, que se inclina por negociar con el Partido Demócrata (PD) para formar un posible Gobierno.

De las elecciones del día 4 emergió un cuadro de ingobernabilidad, con la coalición de derechas encabezada por la Liga Norte como la formación más votada, seguida por el M5S, pero ninguno con mayoría.

Tras diez días de total inmovilismo, calificado por los medios como un duelo a la mexicana, ninguna de las partes se atrevía a hacer el primer movimiento, pero Salvini dio el miércoles el primer paso.

"Ayer, poco antes de las 20:00, me llamó por teléfono Matteo Salvini", anunció Di Maio en la página de su partido.

Di Maio confirmó, al igual que hizo Salvini en las redes sociales, que se trató sólo de una toma de contacto antes del día 23, cuando se reunirá por primera vez el Parlamento y comenzará el proceso para elegir a los presidentes de la Cámara y Senado.

"He recordado a Salvini que el M5S es la primera fuerza política del país, con el 32% de los votos, casi 11 millones de italianos nos han dado la confianza. Contamos con el 36% de los diputados. Para nosotros es sacrosanta la voluntad de que nos sea atribuida la Presidencia de la Cámara de los Diputados", agregó el líder del M5S.

Subrayó que eso les permitirá "seguir adelante en nuestra batalla para abolir los vitalicios (sueldos de por vida a ex cargos públicos y ex parlamentarios por algunos años de trabajo) y otras cosas".

Salvini escribió en Twitter que "en nombre de la coalición he considerado mi deber llamar a Di Maio, Maurizio Martina (PD) y Pietro Grasso (Libres e Iguales) para abrir un diálogo sobre la Presidencia de las Cámaras y perder el menos tiempo posible".

Minutos antes había confesado en una rueda de prensa que estaba abierto a hablar con todas las fuerzas políticas, "a excepción del PD" porque "sería inconcebible implicar a quien ha perdido".

Se abre así la única hipótesis matemática posible para formar Gobierno: un acuerdo entre M5S y la coalición de derechas, pero con la que Berlusconi no está de acuerdo.

Aunque tanto La Liga como el M5S aseguran que se trata de contactos para elegir a "figuras institucionales que nada tienen que ver con el Gobierno", como especificó Di Maio, ayer la prensa italiana coincidió en sus titulares de que se trata de "pruebas de Gobierno".

La prensa destacó que se podría llegar a un acuerdo para formar un Ejecutivo con la misión de reformar la actual ley electoral y votar de nuevo en octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios