Mundo

May ve aún posible un acuerdo para el ‘Brexit’ y la UE lo pone en cuestión

  • La frontera irlandesa continúa siendo un quebradero de cabeza para la 'premier' antes de la cumbre decisiva de esta semana en Bruselas

Theresa May prepara un café en una reunión con una asociación benéfica. Theresa May prepara un café en una reunión con una asociación benéfica.

Theresa May prepara un café en una reunión con una asociación benéfica. / Facundo Arrizabalaga / Efe

La frontera en Irlanda del Norte es el principal obstáculo que impide a Londres y Bruselas llegar a un acuerdo sobre el Brexit, si bien Theresa May aseguró ayer que todavía ve posible evitar que las negociaciones descarrilen y cerrar un "buen pacto", augurio que no comparte Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, quien avisó de que la posibilidad de que el Reino Unido salga de la UE sin un pacto es "más probable que nunca".

La jefa de Gobierno compareció en la Cámara de los Comunes para detallar el estado del diálogo con la Unión Europea, al inicio de una semana que estará marcada por la cumbre comunitaria en la que desde hace meses se esperaba un principio de acuerdo.

Las dudas sobre la posibilidad de que haya avances en esa reunión y la críticas cada vez más airadas por parte de la facción más euroescéptica de su propio partido llevaron a May a anunciar ayer una comparecencia en el Parlamento en la que trató de infundir optimismo sobre el proceso de salida de la UE. "Hemos hecho buenos progresos por escrito en relación a gran parte de los asuntos importantes", dijo la primera ministra, que admitió que persisten diferencias sobre el mecanismo de emergencia que debe asegurar que en ningún caso se levanta una aduana entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Londres y Bruselas esperan pactar en poco tiempo las condiciones de la salida británica del bloque y una "declaración política" sobre la futura relación que esperan forjar tras el Brexit, pero los detalles de ese tratado no se comenzarán a discutir hasta que el Reino Unido esté fuera de la UE, el próximo 29 de marzo.

Ante la posibilidad de que ese futuro diálogo no llegue a buen puerto, la Unión propone una cláusula que obligaría a que Irlanda del Norte se mantenga integrada en las estructuras comunitarias para evitar establecer una aduana. Ese mecanismo, conocido en el ámbito de las negociaciones como backstop –un término prestado del béisbol que hace referencia a la red de seguridad que evita que las bolas golpeen al público–, es la principal fuente de tensiones para May.

Sus socios del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), de cuyos escaños depende su mayoría parlamentaria, no aceptan ninguna solución que amenace con dejar a Irlanda del Norte dentro de estructuras comunitarias mientras el Reino Unido las abandona. Por otro lado, los euroescépticos conservadores exigen que el mecanismo de seguridad, en caso de que se aplicara al conjunto del Reino Unido y no sólo a Irlanda del Norte, incluya una fecha límite a partir de la cual no tendría validez. Argumentan que, si no se establece una fecha precisa, el país podría quedarse en la práctica de forma permanente en el mercado europeo.

"Resulta frustrante que casi todos los puntos de desacuerdo que todavía persisten estén centrados en cómo manejaríamos un escenario que las dos partes esperamos que nunca debería llegar a producirse", dijo May. El respaldo del DUP y de una mayoría de los diputados conservadores resulta clave para el éxito del Brexit, dado que el eventual acuerdo al que llegue el Gobierno británico con Bruselas debe someterse a votación en el Parlamento.

No obstante, Donald Tusk aseguró desde Bruselas que "debemos mantenernos esperanzados y determinados, porque hay buena voluntad para continuar las conversaciones en ambas partes. Pero al mismo tiempo, dada nuestra responsabilidad, debemos preparar a la UE para un escenario sin acuerdo, que es más probable que nunca", escribió Tusk en su tradicional carta de invitación a la cumbre a los líderes de los Veintiocho. Aun así, insistió también en que el hecho de que se esté preparando esta posibilidad "no debe apartarnos de hacer todos los esfuerzos para conseguir el mejor acuerdo posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios