Marruecos

Mohamed VI indulta a la periodista condenada por aborto

  • La sentencia contra Hajar Raissouni y su novio, de un año de cárcel, también contemplaba el hecho de haber mantenido relaciones sexuales fuera del matrimonio

Hajar Raissouni, en el centro de la imagen, es recibida con flores a su salida de prisión. Hajar Raissouni, en el centro de la imagen, es recibida con flores a su salida de prisión.

Hajar Raissouni, en el centro de la imagen, es recibida con flores a su salida de prisión. / Efe

La vertiente más progresista de la sociedad marroquí ha celebrado el indulto otorgado por el rey Mohamed VI a la periodista Hajar Raissouni y su novio, que habían sido condenados a un año de prisión por un delito de aborto y por haber mantenido relaciones sexuales fuera del matrimonio.

El indulto fue anunciado este jueves por el ministro marroquí de Justicia, Mohamed Benabdelkader, que lo atribuyó a la "compasión y la clemencia del monarca y su preocupación por preservar el futuro de los dos novios". En una nota posterior se añadía además que la periodista y su prometido, de nacionalidad sudanesa, tenían la intención de formar una familia conforme a los preceptos de la religión y de la ley, "pese al error que podrían haber cometido".

Hajar Raissouni y su pareja fueron condenados el pasado 30 de septiembre por el Tribunal de Primera Instancia de Rabat a un año de cárcel cada uno. En el mismo proceso judicial se sentenció también los profesionales médicos que participaron en el aborto: el doctor que lo practicó fue condenado a dos años de prisión y otros dos de prohibición de ejercicio de la profesión médica; el anestesista que lo asistió, a un año de prisión sin cumplimiento y la asistenta de la clínica a ocho meses. Esta última tiene la pena en suspenso.

El juicio contra Hajar Raissouni se convirtió en uno de los más mediáticos en el país vecino y provocó una enorme campaña de solidaridad hacia la periodista y su novio, además de abrir un debate hasta ahora inédito en Marruecos sobre las libertades individuales. Las protestas por la sentencia han dado pie incluso a la creación de un colectivo que exigen la abolición de las leyes que privan a los ciudadanos de estas libertades.

El actual Código Penal marroquí, que previsiblemente será modificado en breve por el Parlamento, aún contempla penas para cuestiones como las relaciones sexuales fuera del matrimonio, el aborto, el adulterio y la homosexualidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios