Mundo

Moscú culpa a Israel del derribo de un caza ruso por el disparo de un misil sirio

  • El Kremlin confirmó la muerte de los 15 militares que viajaban a bordo

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, saluda a Vladimir Putin en Moscú. El primer ministro húngaro, Viktor Orban, saluda a Vladimir Putin en Moscú.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, saluda a Vladimir Putin en Moscú. / Alexander Zemlianichenko / Efe

Rusia acusó ayer a Israel de haber provocado con sus "acciones hostiles" el derribo accidental por la defensa aérea siria de un avión IL-20 que costó la vida a los 15 militares rusos que se hallaban a bordo, y advirtió a las autoridades israelíes de que se reserva el derecho de dar "pasos de respuesta".

Las acciones de Israel "no se corresponden con el espíritu de la cooperación ruso-israelí, y nos reservamos el derecho a dar pasos de respuesta", manifestó en una conversación telefónica el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, a su homólogo israelí, Avigdor Lieberman. También el primer ministro hebreo, Benjamín Netanyahu, habló con el presidente ruso, Vladimir Putin. El líder israelí expresó su "pésame por la muerte de los militares rusos y dijo que Siria era responsable de la caída del avión".

Putin adelantó que reforzará la seguridad de sus efectivos desplegados en Siria. "En cuanto a nuestras acciones de respuesta, estas apuntarán ante todo a dar mayor seguridad a nuestros militares y nuestras instalaciones en Siria", dijo el jefe del Kremlin, quien añadió que se tratará de "pasos que no pasarán desapercibidos para nadie".

El Ejército de Israel aseguró que el régimen sirio de Bashar al Asad es "totalmente responsable" del derribo del avión militar ruso en Siria, además de Irán y la milicia chií Hezbola. El avión ruso, un turbohélice de reconocimiento y lucha electrónica, fue abatido por un misil S-200 disparado en torno a las 22:00 de este lunes por la defensa antiaérea siria, cuando ésta repelía un ataque de cuatro cazabombarderos F-16 israelíes.

El derribo fue provocado por las "acciones irresponsable" de Israel, cuyos cazabombarderos atacaron el territorio sirio utilizando el avión ruso, que regresaba a su base en la providencia de Latakia, como pantalla ante la defensa antiaérea siria, denunció el portavoz de la cartera rusa, el general Igor Konashenkov. "Los pilotos israelíes se escudaron detrás del avión ruso, con lo que lo expusieron al fuego de la defensa antiaérea de Siria", dijo el militar ruso, quien añadió que los F-16 "crearon de manera premeditada una situación peligrosa para los buques de superficie y aeronaves que se hallaban en la zona".

"El mando aéreo israelí y los pilotos de los F-16 no pudieron no ver el aparato ruso, pues descendía para aterrizar desde una altitud de 5 kilómetros. Pese a ello, premeditadamente cometieron esta provocación", subrayó Konashenkov. El portavoz de Defensa indicó que Israel no comunicó con la debida antelación al mando de la agrupación rusa destacada en Siria sus planes de ataque y que avisó del mismo un minuto antes de que se produjera, lo que no permitió retirar el IL-20 a una zona segura. "Calificamos estas acciones provocadoras de Israel como hostiles. Como resultado de estas acciones irresponsables de los militares israelíes murieron 15 militares rusos (...). Nos reservamos el derecho a dar pasos de respuesta adecuados", recalcó el general.

La reacción de Rusia, según Leonid Ivashov, ex jefe de cooperación internacional del Ministerio de Defensa ruso, podría ser el cese de toda cooperación militar con Israel, incluido el intercambio de información e inteligencia, o restricciones al régimen de exención de visados que rige entre los dos países. Preguntado sobre la repercusión que podría tener el incidente en el acuerdo ruso-turco alcanzado el lunes para rebajar la tensión en la provincia siria de Idlib, Peskov respondió con un "no" categórico, y agregó: "Se trata de un acuerdo muy importante".

El mediador de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, llamó a detener las acciones militares en la región. "Llamamos a todas las partes (...) a evitar acciones militares que sólo exacerbarían una situación ya compleja", dijo De Mistura ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Alertó de que el incidente crea una "preocupante escalada" de la tensión, precisamente cuando llegaban buenas noticias con el acuerdo entre Rusia y Turquía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios