Mundo

La ONU reclama un mes de tregua en Siria para asistir y evacuar a heridos y enfermos

  • Naciones Unidas denuncia e investiga nuevos ataques químicos con bombas de cloro en algunas localidades del país

Una mujer retira unos escombros de su tienda de campaña destruida tras el ataque de un proyectil de mortero en la localidad siria de Idlib. Una mujer retira unos escombros de su tienda de campaña destruida tras el ataque de un proyectil de mortero en la localidad siria de Idlib.

Una mujer retira unos escombros de su tienda de campaña destruida tras el ataque de un proyectil de mortero en la localidad siria de Idlib. / AREF WATAD / efe

La ONU pidió ayer una pausa humanitaria de al menos un mes en el conflicto armado sirio en todo el país para asistir a cientos de miles de personas en áreas asediadas o difíciles de alcanzar y para evacuar a heridos y enfermos. El residente de la ONU en Siria y coordinador humanitario Ali al Zatari y otros representantes de la ONU en Damasco hicieron este llamamiento ante una situación que consideran "extrema" en varias partes del país, donde las agencias humanitarias no tienen acceso o es demasiado peligroso entrar por los explosivos.

Naciones Unidas pide el "cese inmediato de las hostilidades durante al menos un mes en toda Siria para poder entregar ayuda humanitaria y suministrar servicios, evacuar a los enfermos graves y heridos y aliviar el sufrimiento de los sirios en la medida de lo posible", señaló en Ginebra el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios, Jens Laerke. El representante de Unicef en Siria, Fran Equiza, señaló a su vez que sólo en enero han muerto 60 niños por los enfrentamientos armados en Guta Oriental, Damasco, Idleb y Afrín.

La ONU considera la situación especialmente acuciante en Afrín, donde Turquía ha lanzado una intervención militar para acabar con la milicia kurda que domina este cantón sirio del extremo noroeste del país, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG). "Tenemos informaciones sobre personas atrapadas" en Afrín, señaló Laerke, ya que existe un supuesto bloqueo a la salida por parte de la población que intenta huir. Hasta ahora sólo 380 familias han podido llegar a localidades cercanas y a vecindarios de la ciudad siria de Alepo, mientras que miles de personas se encuentran desplazadas dentro de Afrín.

Asimismo, Naciones Unidas subrayó ayer que investiga el presunto uso de bombas de gas cloro en las localidades sirias de Saraqueb, en la provincia de Idleb, y en Duma, en la región de Guta Oriental. El presidente de la Comisión Independiente de Investigación para Siria de la ONU, Paulo Sergio Pinheiro, señaló que ha recibido múltiples informaciones "sobre el presunto uso de bombas que contenían (gas) cloro" en esas localidades . El brasileño calificó de "alarmantes" las informaciones sobre los ataques químicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios