Mundo

Putin advierte que no habrá más concesiones tras la 'lista del Kremlin'

  • El Departamento del Tesoro de EEUU publica un informe sobre los altos cargos y magnates beneficiados por el presidente ruso

  • No supone sanciones automáticas a sus integrantes

El presidente ruso, Vladimir Putin, a su llegada ayer a una reunión con los miembros de su campaña electoral en Moscú. El presidente ruso, Vladimir Putin, a su llegada ayer a una reunión con los miembros de su campaña electoral en Moscú.

El presidente ruso, Vladimir Putin, a su llegada ayer a una reunión con los miembros de su campaña electoral en Moscú. / sergei chirikov / efe

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, decidió ayer tomarse una pausa y no responder, de momento, a la publicación de la llamada lista del Kremlin elaborada por Washington, que incluye a 114 altos cargos y a 96 multimillonarios rusos, pero avisó de que Moscú no hará más concesiones.

"Es una auténtica tontería llevar nuestras relaciones a cero", dijo el jefe del Kremlin en una reunión con activistas de su campaña para la reelección, a los que explicó que la publicación de la lista, que no acarrea sanciones automáticas para quienes la integran, no ha sido una sorpresa.

Dar pasos en respuesta a esta lista llevarían nuestras relaciones al punto cero"

"Esperábamos esta lista, no lo voy a ocultar, y estábamos decididos a dar pasos en respuesta, bastante serios, que llevarían nuestras relaciones al punto cero. Pero de momento vamos a abstenernos de dar este paso", señaló Putin.

En cualquier caso, el mandatario advirtió que Rusia seguirá muy de cerca cómo se desarrolla la situación, en alusión a las medidas que podría tomar Washington contra las 210 personas que integran el listado.

"Todo el mundo debe entender que no podemos ir cediendo posiciones sin parar", subrayó Putin, al abrir la puerta a represalias en caso de nuevas sanciones contra altos cargos rusos.

Aunque Putin ironizó y se declaró triste por el hecho de que él no ha sido incluido en la lista, en la que están sus principales colaboradores, destacó que su publicación es "un acto inamistoso que entorpece y daña unas relaciones ruso-estadounidenses, que ya se encuentran en una situación complicada".

Insistió en que la lista del Kremlin, al igual que otras medidas y sanciones dirigidas contra Rusia, son en realidad "ataques contra el presidente" de EEUU, Donald Trump, en el ojo del huracán por la investigación de la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

La presidenta del Senado ruso, Valentina Matviytenko, no titubeó en calificar de "grosera intromisión en el proceso electoral" y de "intento de restar apoyo al presidente" la publicación de la lista, a mes y medio de los comicios presidenciales rusos.

"La publicación de la lista del Kremlin, que incluye prácticamente a todos los dirigentes rusos y los responsables de las principales empresas estatales, cierra la puerta a la posibilidad de un diálogo futuro y (...), de hecho, les señala como enemigos de EEUU", indicó, por su parte, Leonid Slutski, presidente del comité de Exteriores de la Duma (Cámara baja del Parlamento). Y agregó: "Hasta donde yo sé, no estamos en guerra. Esta interpretación viola completamente todos los principios de la cooperación internacional. No tiene precedentes".

La lista de los que han ganado poder o riqueza gracias a Putin incluye a todos los ministros del Gobierno ruso, entre ellos el primer ministro, Dmitri Medvedev, y el titular de Exteriores, Sergei Lavrov, así como todos los miembros de la Administración del Kremlin, además de varias decenas de asesores, gerentes de empresas estatales o jefes de la inteligencia rusa.

Entre los 96 oligarcas, a los que el Departamento del Tesoro de EEUU señala por amasar fortunas superiores a los 1.000 millones de dólares, figuran el magnate petrolero Roman Abramovich, dueño del Chelsea; Oleg Deripaska y Mijail Projorov, entre otros.

La lista, elaborada por ese departamento, no acarrea sanciones económicas ni diplomáticas inmediatas para sus integrantes pero sí en un futuro próximo, como confirmó ayer el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, y aumenta la presión de Washington sobre Moscú por la presunta injerencia en las elecciones presidenciales de 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios