Pruebas militares

Rusia responde a EEUU con dos ensayos con misiles en el Ártico

  • Reacciona así a las pruebas de Washington tras la ruptura del acuerdo de 1987

  • Corea del Norte e Irán anuncian también lanzamientos

Lanzamiento del misil balístico intercontinental 'Bulavá' desde un submarino. Lanzamiento del misil balístico intercontinental 'Bulavá' desde un submarino.

Lanzamiento del misil balístico intercontinental 'Bulavá' desde un submarino. / efe

Tras el anuncio de EEUU de que se retira del tratado de eliminación de misiles de corto y medio alcance, suscrito en 1987 con Rusia, parece más que una evidencia que hay una escalada militar en el mundo. Este mismo sábado tres países, Rusia, Irán y Corea del Norte, realizaron pruebas con misiles, por diferentes razones pero en todos los casos como respuesta al poder de los Estados Unidos.

Rusia realizó dos ensayos con misiles balísticos lanzados desde submarinos atómicos en aguas del Ártico, después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, anunciara una "respuesta simétrica" por la reciente prueba con un misil de crucero efectuado por EEUU. El ministerio de Defensa ruso anunció el lanzamiento de un misil balístico intercontinental Bulavá (SS-NX-30, según la clasificación de la OTAN), el orgullo de la Armada rusa, desde el submarino atómico de cuarta generación Yuri Dolgoruki. Además, el submarino atómico de tercera generación Tula lanzó una misil balístico intercontinental Sinevá (SS-N-23 Skiff, conforme la clasificación de la OTAN), que al igual que el Bulavá puede portar hasta diez ojivas y burlar cualquier escudo antimisiles.

La nota castrense precisó que ambos misiles, que tienen un alcance de 8.000 kilómetros, fueron lanzados desde el Océano Glacial Ártico y el mar de Barents, y alcanzaron su objetivo en los polígonos de tiro de Chizh (región norteña de Arjanguelsk) y Kura (península de Kamchatka).

Por su lado, Corea del Norte realizó su séptimo ensayo con misiles de corto alcance en el mar de Japón (llamado mar del Este en las dos Coreas) en menos de un mes, después de elevar sus críticas contra Washington y mientras sigue en el aire la reanudación de las negociaciones para la desnuclearización.

El nuevo lanzamiento, que sucede al efectuado el pasado 16 de agosto, se produjo el día en el que comenzará la cumbre del G7 en la localidad de Biarritz (Francia) y cuatro días después de que concluyan las maniobras militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur, ante las que Pionyang había protestado con insistencia.

La oficina presidencial surcoreana expresó su "fuerte preocupación" por la continuidad de los lanzamientos tras los ejercicios castrenses, y llamó a intensificar los esfuerzos diplomáticos para reconducir al país vecino a la mesa de negociaciones.

Por último, la república islámica de Irán ha probado con éxito un nuevo misil, según anunció el comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hosein Salamí. Salamí no precisó los detalles del proyectil, pero señaló que la "exitosa prueba" se realizó el viernes 23 de agosto, "Nuestro país siempre es un campo de pruebas de diferentes sistemas de defensa y estratégicos en línea con el aumento de nuestro poder de disuasión, y fue uno de los días exitosos de esta nación", añadió.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios