Mundo

El TJUE falla contra Polonia, Hungría y República Checa por sus políticas de asilo

  • Los tres países incumplieron el derecho comunitario al negarse a acoger a migrantes reubicados desde Grecia e Italia

Un grupo de refugiados camina hacia el centro de Edirne (Turquía), en la frontera con Grecia. Un grupo de refugiados camina hacia el centro de Edirne (Turquía), en la frontera con Grecia.

Un grupo de refugiados camina hacia el centro de Edirne (Turquía), en la frontera con Grecia. / erdem sahin / efe

Polonia, Hungría y la República Checa incumplieron el Derecho de la UE al negarse a acoger en su territorio demandantes de asilo reubicados desde Grecia e Italia, según una nueva sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

El TJUE, con sede en Luxemburgo, afirma que esos Estados miembro no pueden invocar el mantenimiento del orden público y la salvaguardia de la seguridad interior como motivos para no respetar el mecanismo temporal que los países del club comunitario aprobaron en septiembre de 2015, con motivo de la crisis migratoria.

La Comisión quiere presentar su nueva estrategia migratoria tras la Semana Santa

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, aseguró en una rueda de prensa que la sentencia es "importante" y que, aunque "se refiere al pasado, servirá de guía para el futuro". El Ejecutivo comunitario tiene previsto presentar su nueva estrategia migratoria después de Semana Santa.

Ese sistema tenía por objetivo repartir por la Unión a los solicitantes de asilo que llegaban a Grecia e Italia y, de ese modo, aliviar la presión migratoria de los dos Estados sureños. Con ese fin, se establecieron cifras de personas que cada socio comunitario debía acoger, pero los tres países del Este no cumplieron con sus obligaciones.

La decisión del Consejo (los países de la UE) requería que los miembros anunciaran compromisos para la reubicación de solicitantes de protección internacional a intervalos regulares y "como mínimo" cada tres meses, algo que hicieron todos los Estados a excepción de estos tres.

Según el TJUE, Hungría, Polonia y la República Checa tampoco pueden presentar como argumento "la supuesta disfunción" del mecanismo temporal y considera que los tres países no han respetado la decisión de repartir por el club comunitario, "sobre una base obligatoria", a 120.000 solicitantes de protección internacional llegados a Grecia e Italia.

Eslovaquia, República Checa, Rumanía y Hungría ya votaron en contra de esa medida cuando se pactó en 2015.

Por otro lado, el tribunal constata que Polonia y la República Checa también incumplieron sus obligaciones relativas a la reubicación, "sobre una base voluntaria", de 40.000 solicitantes de protección internacional desde Grecia e Italia en los demás Estados miembro. Hungría no participó en ese sistema voluntario.

En aplicación de esas dos iniciativas, en diciembre de 2015 Polonia comunicó que podía acoger en su territorio a cien personas, pero no efectuó ninguna reubicación ni volvió a asumir ningún compromiso. Hungría no llegó siquiera a comunicar el número de personas que podía recibir ni efectuó ninguna reubicación. La República Checa comunicó que se podía reubicar en su territorio a 50 personas y doce solicitantes de asilo llegaron desde Grecia, pero no volvió a adoptar nuevos compromisos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios