Mundo

Trump reconoce que el pago a la actriz porno Stormy Daniels salió de su bolsillo

  • Un grupo de congresistas republicanos propone al presidente como candidato al Nobel de la Paz

Donald Trump. Donald Trump.

Donald Trump. / shawn thew / efe

El presidente de EEUU, Donald Trump, reconoció ayer haber abonado a su abogado, Michael Cohen, los 130.000 dólares pagados a la actriz porno Stormy Daniels en un acuerdo de confidencialidad para acallar "acusaciones falsas" de que habían mantenido una relación.

"El señor Cohen, un abogado, recibía un fondo mensual, no de mi campaña y sin tener ninguna relación con ésta, en la que él (Cohen) participó, sino como un reembolso, un contrato privado entre dos partes (...). Estos acuerdos son muy comunes entre celebridades y gente con recursos", escribió Trump en Twitter.

El mandatario, que llegó a utilizar hasta tres tuit para justificar sus actos, agregó que este dinero fue empleado para hacer frente al "proceso de arbitraje" con Stephanie Clifford -nombre real de la actriz- y para frenar las "acusaciones falsas" que suponían una "extorsión" sobre la presunta relación entre ambos.

La confesión supone un vuelco con respecto a la postura mantenida anteriormente por Trump, quien hasta el momento había marcado distancias con el caso Daniels y había aseverado que el pago a la actriz lo había realizado su abogado sin que él supiera de dónde había sacado el dinero.

Esta postura, sin embargo, había llevado a las autoridades a plantearse si el pago por parte de Cohen podía suponer una donación ilegal a la campaña presidencial de Trump, ya que la transacción se produjo poco antes de las elecciones de 2016 y podría haber tenido como objetivo proteger su imagen acallando el escándalo.

A pesar del acuerdo de confidencialidad, Daniels optó por hablar con los medios de comunicación y desde hace meses insiste en que mantuvo relaciones sexuales con Trump hace más de una década, pero cuando ya estaba casado con Melania Trump.

Trump, que además de este caso afronta una serie de investigaciones por su posible connivencia con el Gobierno ruso para alzarse con la victoria electoral, ha decidido cambiar a varios miembros de su equipo legal, lo que le ha llevado a contratar al ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani y a Emmet Flood, que representó a Bill Clinton en su juicio político de 1998.

Por su parte, un grupo de 18 congresistas republicanos propuso el miércoles de manera formal a Trump como candidato al premio Nobel de la Paz por su esfuerzo en la desnuclearización de Corea del Norte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios