Mundo

Los siete años de guerra en Siria acumulan más de 350.000 muertos

  • Casi un tercio de los fallecidos son civiles, según el recuento del Observatorio Sirio de Derechos Humanos

  • La ONG no descarta que haya otras 100.000 víctimas sin confirmar

Una mujer inspecciona los destrozos tras una bomba, ayer en Idlib. Una mujer inspecciona los destrozos tras una bomba, ayer en Idlib.

Una mujer inspecciona los destrozos tras una bomba, ayer en Idlib. / yehya nemah / efe

Más de 350.000 personas han perdido la vida por la guerra en Siria, que está a punto de entrar en su octavo año, según datos publicados ayer por activistas, mientras la violencia continúa sin atisbo de aminorar, especialmente en Guta Oriental, en las afueras de Damasco.

Como viene siendo habitual desde el inicio del conflicto, el 15 de marzo de 2011, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización con sede en el Reino Unido pero con una amplia red de contactos sobre el terreno, difundió su recuento de fallecidos, que asciende a un total de 353.935. De ellos, casi un tercio son civiles, 106.390, de los que 19.811 son menores y 12.513, mujeres.

Además, se registraron 59.424 bajas de combatientes sirios de facciones rebeldes e islamistas y de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada encabezada por milicias kurdas; así como 2.615 de desertores del Ejército nacional.

En estos siete años, han perecido también 63.360 extranjeros que combatían en grupos radicales, como Daesh o la ex filial siria de Al Qaeda.

Las filas leales al presidente Bashar al Asad han perdido a 63.820 efectivos de las fuerzas regulares, 48.814 guerrilleros sirios de milicias progubernamentales, 1.630 miembros del grupo chií libanés Hezbolá y otros 7.686 combatientes extranjeros chiíes.

El Observatorio no descartó que pueda haber otros 100.000 muertos, que no pudo confirmar debido al secretismo que las partes en conflicto mantienen sobre sus bajas y la dificultad de acceso a algunas zonas, y puntualizó que el recuento no incluye a 45.000 civiles fallecidos por torturas en centros de detención gubernamentales.

Asimismo, destacó que se desconoce el paradero de 5.200 civiles y combatientes secuestrados por el Daesh, así como el de 4.700 prisioneros y desaparecidos pertenecientes a las fuerzas gubernamentales, ni el de los 2.000 rehenes en poder de las distintas facciones.

Siria cumplirá el jueves siete años de contienda sin que haya perspectivas de que las hostilidades vayan a reducirse. Actualmente, el Ejército sirio y sus aliados desarrollan una ofensiva en Guta Oriental, el principal bastión opositor de la periferia de Damasco.

El Centro de Información de Guerra de Hezbolá informó en un comunicado de que las tropas fieles al Gobierno sirio consiguieron ayer dividir Guta Oriental en tres secciones.

De momento, estos datos no han sido corroborados por los medios de comunicación oficiales sirios, que sí anunciaron la toma del pueblo de Al Iftiris por las unidades castrenses, tras choques con "grupos terroristas", entre los que figura el Frente al Nusra, antiguo nombre de la filial siria de Al Qaeda.

La agencia de noticias estatal SANA señaló que con este logro el Ejército estrecha aún más el cerco en torno a sus enemigos.

Los soldados recuperaron también el dominio de la zona de Madira, en Guta, desde donde pueden cortar algunas líneas de suministros de sus adversarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios