Mundo

Un atentado yihadista en un mitin deja más de 120 muertos en Pakistán

  • Un suicida estalló las bombas en un brutal ataque a dos semanas de las elecciones generales

Dos hombres lloran tras cubrir el cuerpo de uno de los muertos en el ataque del Daesh en Quetta. Dos hombres lloran tras cubrir el cuerpo de uno de los muertos en el ataque del Daesh en Quetta.

Dos hombres lloran tras cubrir el cuerpo de uno de los muertos en el ataque del Daesh en Quetta. / JAMAL TARAQAI / efe

Al menos 128 personas murieron y 122 resultaron heridas en el atentado suicida más sangriento desde hace más de dos años ocurrido ayer durante un mitin electoral en la provincia de Baluchistán, el oeste de Pakistán. "En la explosión murieron 128 personas y 122 resultaron heridas", afirmó el ministro de Salud de Baluchistán, Faiz Kakar.

El atentado se produjo cuando un terrorista suicida hizo explotar las bombas que portaba durante un mitin del político Siraj Raisani, de la formación regional Partido Nacionalista Awami, en un mercado en el distrito de Mastung. "El atacante estaba sentado entre las personas (que asistían el acto) e hizo explotar las bombas que portaba al final del acto", dijo el portavoz de Policía de Mastung, Sana Ullah.

Buena parte de los heridos fue trasladada a varios hospitales de la capital provincial, Quetta, situada a unos 35 kilómetros del lugar donde ocurrió el atentado.

En la capital los servicios sanitarios se encuentran en "estado de emergencia", reveló Muhammed Ramzan, portavoz policial en el cuartel general de la Policía provincial en Quetta. Uno de los heridos que sucumbió finalmente a las heridas fue Raisani, candidato a las elecciones generales que se celebrarán el día 25, según declaró su hermano Lashkari, quien recordó que un hijo del político también murió en un atentado terrorista en 2011.

El Daesh asumió la autoría del ataque en un escueto comunicado difundido por la agencia Amaq, afín a la organización terrorista, en el que se indica que se perpetró "con un cinturón de explosivos durante un mitin electoral".

Se trata del segundo atentado del día contra un acto electoral, tras el ataque con bomba en la ciudad de Bannu, en la provincia de Khyber Pkhtunkhwa, en el que murieron cuatro personas y 19 resultaron heridas y que al parecer iba dirigido contra el ex ministro de Vivienda Akram Durrani, quien resultó ileso.

Pakistán celebrará elecciones generales y provinciales el 25 de julio, en las que están llamados a votar 105 millones de ciudadanos. La violencia se redujo durante 2017 con 1.260 muertos por terrorismo (540 de ellos civiles, 208 miembros de las fuerzas de seguridad y 512 supuestos terroristas), la cifra más baja en una década.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios