Mundo

La captura de un ex guerrillero de las FARC hace tambalearse la paz

  • La detención de Jesús Santrich por narcotráfico deja la situación en Colombia en un "punto crítico"

Seuxis Paxias Hernández, alias 'Jesús Santrich'. Seuxis Paxias Hernández, alias 'Jesús Santrich'.

Seuxis Paxias Hernández, alias 'Jesús Santrich'. / Leonardo Muñoz / efe

El acuerdo de paz de Colombia está en "su punto más crítico" por la detención con fines de extradición a EEUU por narcotráfico de Seuxis Pauxias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, uno de los líderes de la antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), dijo ayer el número dos de esa organización, Iván Márquez.

"Con la captura de nuestro camarada Jesús Santrich el proceso de paz se encuentra en su punto más crítico y amenaza ser un verdadero fracaso", aseguró Márquez en un comunicado leído en una rueda de prensa en Bogotá. Santrich, de 51 años, fue capturado el lunes en Bogotá por la Fiscalía colombiana por una circular roja de Interpol a petición de la Justicia estadounidense, que lo acusa de haber seguido dedicado al narcotráfico después de la firma del acuerdo de paz, efectuada el 24 de noviembre de 2016. "La detención de Santrich hace parte de un plan orquestado por el Gobierno de EEUU con el concurso de la Fiscalía colombiana", agregó Márquez.

El número dos de la antigua guerrilla, convertida en el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), dijo que ese supuesto plan "amenaza extenderse a toda la excomandancia fariana, con el propósito de decapitar la dirección política de nuestro partido y sepultar los anhelos de paz del pueblo colombiano".

El comunicado de la FARC califica de "ignominiosa subordinación de la Justicia colombiana" a la de EEUU, de la que dijo que es "torcida" y la acusó de hacer "otro montaje (...) como sucedió con los procesos llevados contra Simón Trinidad".

El guerrillero al que hizo referencia es el alias de Juvenal Ovidio Ricardo Palmera, extraditado en 2004 a Estados Unidos, donde purga una pena por el secuestro de tres ciudadanos de ese país.

El comunicado de la FARC considera un "pésimo mensaje de incumplimiento a los ex guerrilleros" que permanecen concentrados en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), a los que invitó "a mantener la calma, a no aceptar la provocación". Según el mensaje, con la detención de Santrich "se pretende forzar la desbandada del proceso (de paz) para justificar la continuidad de la violencia".

Por todo ello, el comunicado leído por Márquez instó al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a "que cumpla el acuerdo y la palabra empeñada" y se le solicita "una reunión de urgencia".

También piden otra reunión de urgencia a Cuba y Noruega, países garantes del acuerdo de paz, mientras que a Santrich le expresan su "solidaridad" y "apoyo a la huelga de hambre que ha iniciado", según anunció su abogado, Gustavo Gallardo. "Colombia toda tiene que reaccionar, lo sucedido es muy grave, están llevando al proceso de paz al despeñadero del incumplimiento, de la perfidia", aseguró Márquez en declaraciones posteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios