EEUU

Y el debate entre Pence y Harris lo ganó... una mosca

La mosca sobre la cabeza de Mike Pence. La mosca sobre la cabeza de Mike Pence.

La mosca sobre la cabeza de Mike Pence.

Ni Mike Pence ni Kamala Harris... La gran protagonista del debate entre los candidatos a la vicepresidencia de EEUU fue una mosca. En insecto fue un invitado no deseado en el cara a cara, pero se hizo viral tras revolotear y posarse en el pelo del candidato republicano.

Apenas dos minutos y tres segundos, según contabilizó el diario The New York Times, bastaron para que la imagen de la mosca sobre el cabello blanco de Pence desatara una avalancha de comentarios y memes en Twitter, muchos de ellos bajo la etiqueta #pencefly

Fotografías desde todos los ángulos del insecto se difundieron en la popular red social y hasta el aspirante demócrata a la Casa Blanca, el ex vicepresidente Joe Biden, se sumó a la ola al publicar una imagen suya con un matamoscas en la mano.

"Contribuye con 5 dólares para ayudar a que esta campaña vuele", escribió el demócrata, cuyo equipo aprovechó el momento para publicar un tuit con la imagen de un matamoscas y la leyenda: "ahuyenta moscas y mentiras".

El ingenio de los seguidores del cara a cara electoral no se quedó atrás y uno de los usuarios de Twitter publicó, en inglés y en español: "¡¡¡Y la ganadora del debate vicepresidencial es... la mosca!!!".

Mientras, unos explican que la mosca se le posó porque está podrido.

Otro de los usuarios, ha llegado a preguntar "cuál de estos invertebrados tiene cerebro". En un montaje, muestra la mosca con una pancarta como prueba.

El éxito del insecto ha llevado a que se le creen perfiles propio en Twitter. Un ejemplo es @vpenceflyy, que recopila muchos de los memes que se han ido publicando. 

El debate de este miércoles tuvo lugar en un auditorio de la Universidad de Utah y estuvo moderado por Susan Page, periodista de diario USA Today.

La discusión transcurrió en medio de medidas extraordinarias de seguridad frente a la COVID-19 debido al reciente positivo del presidente estadounidense, Donald Trump.

Pence y Harris permanecieron sentados a una distancia de 3,7 metros, no se dieron la mano al inicio del debate y se instalaron varias barreras de plexiglás entre ambos, y entre ellos y la moderadora, que se convirtieron en uno de los puntos más comentados en las horas previas al encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios