Obituario

Muere el primer ministro de Baréin a los 84 años en Estados Unidos

  • Jalifa bin Salman al Jalifa fue designado primer ministro en 1970, lo que le ha convertido en el jefe de Gobierno con más años en el cargo en todo el mundo.

Bin Salman Al Khalifa Bin Salman Al Khalifa

Bin Salman Al Khalifa

El primer ministro de Baréin, Jalifa bin Salman al Jalifa, murió a la edad de 84 años en la Clínica Mayo de Minesota, en Estados Unidos, siendo el jefe de Gobierno con más años en el cargo en todo el mundo, anunció la Corte Real bareiní en un comunicado.En un comunicado, la Corte Real de Baréin indicó que el primer ministro falleció, sin especificar las causas de la muerte de Al Jalifa, que sufrió varias crisis de salud recientemente.

El funeral del jefe del Gobierno bareiní se celebrará "una vez llegue el cuerpo a la patria" y la ceremonia será "limitada a un número determinado de familiares", añadió la nota.

El rey de Baréin y sobrino del primer ministro, Hamad bin Isa al Jalifa, anunció una semana de duelo oficial y que las banderas ondeen a media asta en todo el país, así como la suspensión de todos los trabajos en los departamentos gubernamentales por un periodo de tres días a partir del jueves, según la nota.

Jalifa bin Salman al Jalifa nació el 24 de noviembre de 1935 en la localidad costera de Al Yasra, a las afueras de la capital Manama, y era el segundo de los tres hijos del jeque Salman bin Hamad, el gobernante de Baréin desde 1942 hasta 1961.

Fue designado primer ministro en 1970, un año antes de que el reino del golfo Pérsico se independizara de Gran Bretaña, lo que le ha convertido en el jefe de Gobierno con más años en el cargo en todo el mundo.

Después de 50 años al cargo del Ejecutivo, Al Jalifa se ha convertido en una de las figuras más controvertidas de la política bareiní, ya que la oposición, proscrita en el país, le ha acusado de gobernar con "mano de hierro".

El mandatario estuvo detrás de la represión en las protestas reformistas que se produjeron en Baréin en la década de los 90 y fue una de las personalidades más criticadas por acallar la oleada de manifestaciones en 2011 de la Primavera Árabe.

Sin embargo, sus partidarios le atribuyen la "modernización de Baréin" a raíz del incremento de precios del petróleo en 1980, que enriqueció al pequeño país árabe, mientras que sus detractores le acusan de corrupción y de dilapidar dinero público en la construcción de magaproyectos.

De acuerdo con su perfil publicado en la página del Ministerio de Exteriores bareiní, el "deporte" favorito de Al Jalifa era "caminar" porque "mientras caminas se puede meditar y reflexionar acerca de los asuntos que te preocupan".

Entre sus aficiones destacaban la pintura, la agricultura y la colección de cosas antiguas, especialmente armas y coches, según el departamento de Asuntos Exteriores. E

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios