Javier Miranda | Director del 52 Festival de Cine Documental “Alcances estaba en un proceso de reflexión y la pandemia lo cortó”

  • Este 25 de septiembre comienza la edición “más insólita” del Festival de Cine Documental que cumple 52 años

  • Será on line casi al completo, sin categorías y con los premios recortados

El director de Alcances, Javier Miranda. El director de Alcances, Javier Miranda.

El director de Alcances, Javier Miranda. / E. G.

Con menor dotación económica de los premios, sin categorías por duración de los metrajes, on line casi al completo... Una edición “insólita”, organizada casi sobre la bocina, pero “una de las más trabajadas” por el equipo y colaboradores de Javier Miranda. Así se proyecta la 52 edición de Alcances Festival de Cine Documental que comienza este viernes 25 de septiembre y que se celebrará hasta el 4 de octubre. Su éxito o fracaso, sólo el tiempo lo escribirá.

–¿Por qué se toma la decisión de hacer el festival on line?

–Pues porque el virus pega muy duro en marzo y abril, todo se para y en mayo y junio, que es cuando nos pusimos en marcha, decidimos asegurar la edición haciéndola en el ciberespacio porque montarla presencial era entonces muy arriesgado: comprar billetes de avión, reservar hoteles...

–En la presentación del Festival dijo que estaban barajando algún pase en el cine de la sección oficial, ¿en qué ha quedado eso?

–Sí, sí, se hace desde este sábado 26 al viernes 2. Vamos a pasar la sección oficial entera, los 9 largos y 2 programas de cortos, pero sin invitados, claro, simplemente la proyección pura y dura para mantener el carácter presencial...

–Y en un guiño a los Multicines El Centro, entiendo...

–También, de hecho, este año no tenemos ni pases de favor ni nada. El que quiera ir, que pague (4 euros la entrada reducida, 4,5 euros la general). Es un gesto de apoyo a este cine al que llevamos muchos años vinculados. Y, evidentemente, el cine cumple con todas las medidas sanitarias.

–Sin embargo, el visionado de las películas en la plataforma es gratuito. ¿Por qué no poner una cuota también?

–Pues el Ayuntamiento estaba por ello y, además, la idea de proyectar en el cine entró después.

–¿Y a usted le convence esa gratuidad?

–Creo que sí, que está bien un año. Si este formato se mantuviera más tiempo, habría que pensárselo pero para un año está bien. Quizás es una manera de que se acerquen al cine gente que hemos perdido, la gente joven, por ejemplo.

–Cuando terminó la pasada edición tenía usted ese objetivo poniendo en marcha actividades en los institutos, ¿eso se ha caído por la pandemia?

–No, qué va. A ver, hemos querido compensar esta edición más pequeña del festival con actividades hasta final de año y una de ellas era montar talleres con coles e institutos pero, claro, estamos a expensas de la situación de los centros, pero la intención es hacer los talleres con la idea de que para el año que viene hacer algo así como un DocuExprés Junior, que ellos puedan hacer sus películas, pero estamos pendiente de la situación... También tenemos planeadas otras actividades como el ciclo de cine sobre arte a finales de noviembre, que sería el típico ciclo que meteríamos dentro del festival pero que no podemos porque exige también una presencialidad del comisario de esta actividad, Guillermo G. Peydró; y otro ciclo, el de la Fantástica Noche de Halloween, donde proyectaremos películas que no sean muy típicas, más en la línea del festival.

–Hablaba de una sección oficial formada por largos y cortos, ¿no hay mediometrajes este año?

–No, bueno, es que este año no hay categorías porque en su momento pensábamos que iba a ver menos producción y que llegarían menos películas.

–Vale, ya me cuadra que en las bases no se hablara de tres Caracolas Alcances (mejor largo, corto y medio) sino sólo de Caracola a Mejor Película... Se ha reducido a un premio...

–A dos. Mejor Película y Mejor Dirección, también independientemente de la duración de la cinta. Aunque es cierto que es un premio que lo hemos metido después ya que Diputación ha querido participar auspiciando este galardón. A ellos también hay que sumar que el Premio del Público, que en anteriores ediciones sólo era para largos, ahora es para todos. Y, por primera vez, la sección Cádiz Produce tiene su propio premio, dotado con 1.000 euros por Onda Cádiz.

–¿Con qué cantidad está dotado ese premio a Mejor Dirección?

–Pues con 1.200 euros.

–Vaya, pues han hecho un recorte importante en la dotación de los premios. Éste 1.200 euros y Mejor Película 1.500 euros mientras que el pasado año, por ejemplo, Mejor Largo y Mejor Medio eran 7.000 euros y 5.000 los cortos..., ¿problemas de presupuesto?

–No, no es recorte de presupuesto. Es por lo que decía antes, que pensábamos que la edición iba a ser más complicada a nivel de cantidad de películas. Pensábamos que esta iba a ser una edición, digamos, de emergencia. Pero luego hemos visto que no, de hecho, hemos tenido la segunda mejor cifra de inscritos, 395.

–Además de Cádiz Produce, se mantienen otros ciclos paralelos clásicos (La Mirada Andaluza, Homenaje y Retrospectiva) y se suma uno sobre el cine del confinamiento, ¿no es así?

–Sí, y me llevé una gran sorpresa con las películas que iban llegando porque hay desde propuestas más testimoniales a otras más creativas. A mí, personalmente, es que me ha llenado mucho y me parece un ciclo hasta vitalista porque demuestra que incluso en esas circunstancias tan duras que vivimos, la gente seguía funcionando. No se ha hundido todo.

–¿Qué tenemos que hacer los usuarios para ver las películas del festival?

–Pues acceder a la página de la plataforma Festhome, a la parte de tv, hacer un pequeño registro y ya tendrás acceso a las películas.

–Y ahí estará todo, sección oficial y los ciclos paralelos

–Todo, pero sí haremos bloques de tres días en los que se podrá ver una parte de la programación, un tercio cada bloque, y geolocalizar las películas para que se vea sólo en España, excepto retrospectiva de Andrés Duque, que como nació en Venezuela se podrá ver allí, y las del homenaje a Renate Costa, que se verán en Paraguay. También hay que decir que habrá limitación de pases. Será como una sala que tiene su aforo y cuando se agote la entrada, se agota. Pero el día 4 el palmarés estará colgado durante 24 horas. La verdad que esta fórmula on line la consultamos con los directores de confianza...

–¿Y fue fácil llegar al consenso?

–Pues depende de los casos, con algunos hubo que negociar más que con otros... La verdad que las posiciones han sido muy generacionales (ríe) pero al final todos han entrado por la propuesta on line porque querían estar en Alcances a pesar de todo. Y es que una cosa que hemos notado es que a pesar de las complicaciones, la gente del sector estaba muy dispuesta, muy comprensiva y tenían ganas de festival. He visto mucha unión, todos han querido arrimar el hombro.

–¿Cómo cree que saldrá Alcances de esta insólita edición? ¿Tocado y se aprovechará para recortarlo o, por contra, fortalecido?

–Pues el festival, antes de la Covid, estaba en un proceso de reflexión y la pandemia lo cortó. Se decidió seguir y hacerlo así pero, bueno, una cosa que siempre que he querido hacer, que eran actividades fuera del festival, se hacen este año. También hemos comprobado es que funcionamos mejor con las 55 películas que tenemos este año en total que con las 90 que solemos tener. A lo mejor es que éste es el modelo... Yo creo que tendría que tener algo presencial, porque el festival es de Cádiz pero el resto... Bueno, quién sabe... Yo sólo sé que el 1 de marzo estaba viendo la exposición de Rembrandt en Madrid y dos semanas después estaba encerrado en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios