Cultura

Producciones Imperdibles revive al "guerrero" Trajano en el Antiquarium

  • Un espectáculo que se verá desde la semana próxima hasta el 24 de junio retrata los últimos días del emperador nacido en Itálica, del que se cumplen los 1.900 años de su fallecimiento.

Un momento de la obra sobre las ruinas romanas. Un momento de la obra sobre las ruinas romanas.

Un momento de la obra sobre las ruinas romanas. / Antonio Pizarro

Frente a la imagen de hombre aficionado a la filosofía que tuvo su sobrino y sucesor Adriano, que inspiró entre otros intelectuales a Marguerite Yourcenar, Trajano ha trascendido como un mandatario "guerrero, conquistador. Era alguien que conocía mejor a sus centuriones que a sus senadores, se siente mucho mejor entre las tropas", señala José María Roca, director de Producciones Imperdibles y uno de los responsables de que el primer emperador hispánico, del que se cumple el decimonoveno centenario de su muerte, regrese en estos días a sus raíces. Trajano. Optimus Princeps, el espectáculo con el que revive uno de los grandes nombres de la historia de Roma, se verá en el Antiquarium desde el próximo martes 16 hasta el 24 de junio. La obra se ambienta en los últimos días de Trajano (al que da vida Moncho Sánchez-Diezma), cuando el emperador que entre otras hazañas había conquistado el reino de Dacia, la actual Rumanía, se encuentra "débil físicamente pero poderoso aún de espíritu, y muy consciente de las maquinaciones y conjuras que a sus espaldas se suceden para condicionar el nombramiento del heredero del Imperio". En la elección de Adriano jugará un papel destacado la esposa de Trajano, Pompeya Plotina (Belén Lario de Blas), una circunstancia que da pie a que el montaje especule sobre lo que ocurrió realmente. "Se dice que Trajano fue envenenado, que Adriano y Plotina eran amantes... Hay muchas versiones y nosotros planteamos una lectura abierta", mantiene Roca sobre su última producción.

Con música en directo -"hemos trabajado mucho el tema sonoro"- interpretada por la cantante Clara Campos y el percusionista David Ruiz, Trajano. Optimus Princeps reúne así en el espacio del Antiquarium a una pareja en el ocaso de su relación. Trajano es asaltado por varios fantasmas: en sus sueños recuerda, entre otros episodios, el terremoto de Antioquía, que devastaría la zona y del que él sería testigo. Plotina, entretanto, lamenta que "es la mujer del emperador y no la emperatriz, siempre es vista a la sombra de su marido". En esas últimas conversaciones que mantienen los esposos, ella apremia a Trajano para que designe a Adriano como su sucesor, una pretensión que despierta el recelo del enfermo. "Los emperadores podían nombrar su heredero a cualquiera. Y él se resistió a elegir a Adriano, su sobrino y pupilo", apunta Roca, que considera a su protagonista "un líder justo. Le puso freno a la corrupción y tuvo muy en cuenta a las clases más bajas. Era respetado por todos".

El estreno de Producciones Imperdibles se presentó ayer, un día después de que desde el Grupo Popular en el Ayuntamiento lamentaran la "falta de implicación" del gobierno liderado por Juan Espadas en la celebración de los 1.900 años de la muerte de Trajano y la llegada al poder de Adriano. Para Paco Cerrejón, director de programación del ICAS, "desde el Ayuntamiento de Sevilla estamos trabajando en esta conmemoración, y esta obra es un ejemplo claro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios