artes escénicas

Buscando en Sevilla al Rey Lear

  • 'La voz de los excluidos', un nuevo modelo de ópera, participativa e inclusiva, indaga con la música de Verdi en las relaciones entre padre e hijos

El proyecto cuenta con la participación de ancianos con los que se ha ensayado en sus residencias. El proyecto cuenta con la participación de ancianos con los que se ha ensayado en sus residencias.

El proyecto cuenta con la participación de ancianos con los que se ha ensayado en sus residencias. / gabriel mármol

El teatro es el universo de las emociones. Y la ópera aún más, con ese plus de emotividad que aporta la concentración dramática de los libretos y el taladro inmediato al núcleo de nuestros sentimientos que supone la música. Y ahí, al magma de las emociones humanas, es donde siempre ha querido dirigir el dardo de sus propuestas escénicas el director polaco Michal Znaniecki, que basa sus puestas en escena, tanto las teatrales como las operísticas, en un complejo, intenso y profundo ejercicio de introspección emocional con los actores y participantes del espectáculo, buscando siempre desentrañar el substrato de relaciones humanas y de conflictos anímicos que subyace bajo el texto escrito. En el acto de presentación en Wroclaw, dentro de los actos de la Capitalidad Europea de la Cultura 2016, de La voz de los excluidos que se presenta en Sevilla la semana próxima, los días 8, 9 y 10 en el Teatro Lope de Vega, Znaniecki nos confesaba que llegó un momento en que trabajar con cantantes profesionales ya no le resultaba satisfactorio. Él quería ir más allá y convertir el teatro en un instrumento de inclusión social a la vez que de empoderamiento personal y de construcción de la autoestima.

La última materialización de esta idea es Buscando a Lear: Verdi. Durante décadas Verdi albergó el deseo de componer una ópera sobre Rey Lear, pero nunca llegó a materializarse la idea. Znaniecki juega a construir lo que hubiese podido ser esa ópera partiendo del libreto que escribiese Antonio Somma para Verdi y seleccionando fragmentos de otras óperas cuyas situaciones dramáticas y cuyos conflictos emocionales encajen con los del argumento shakespeareano. Un viejo rey abandonado por sus hijas nos conduce al mundo de los mayores que viven en residencias y geriátricos apartados de sus referentes familiares y sociales. Con ellos se ha trabajado durante meses en las propias residencias con monitores del equipo de Znaniecki para que expliciten y hagan aflorar sus recuerdos y sus experiencias sobre temas tan personales y profundos como las relaciones paterno-filiales, la guerra, el abandono, el miedo a la soledad o el rencor, mediante intervenciones espontáneas que se intercalan durante la representación. Luego, ya en el teatro, se unen a los músicos, coro y cantantes para culminar con una representación que no dejará a nadie indiferente a un lado y otro de esa cuarta pared que se desvanece con cada función a golpe de emociones. Las funciones sevillanas supondrán la presentación de este proyecto en España. "Para mí Sevilla ha sido siempre la ciudad soñada, la ciudad ideal en la que siempre soñé con trabajar alguna vez". Para la ocasión, la primera en que se pone en marcha en Sevilla este concepto de "ópera participativa", ha sido necesario movilizar a numerosas instituciones públicas y privadas. En primer lugar el Ayuntamiento por medio del ICAS y del Teatro Lope de Vega, seguido de la Universidad Hispalense que aporta la participación de la Orquesta Sinfónica Conjunta junto al Conservatorio Superior y al Conservatorio de Danza. Intervienen asimismo el Instituto Polaco de Cultura, el Círculo de Labradores y la Asociación Sevillana de Amigos de la Ópera, que apadrina el nacimiento del Coro ASAO. Ha sido imprescindible de la misma manera la colaboración de la Fundación Doña María y de la Hermandad de la Santa Caridad para permitir contar con la colaboración de las personas mayores que intervienen en el espectáculo. Según Znaniecki, "este espectáculo ha servido para que muchos de los ancianos se conozcan mejor, porque hay casos de personas que duermen en la misma habitación y no sabían nada del pasado del otro hasta que en las sesiones de preparación se han abierto y han contado sus experiencias".

El elenco artístico se completa con los cantantes Jerzy Artysz (Rey Lear), Berna Perles (Cordelia), Alejandra Acuña (Gonerila), Diana Larios (Regana), el actor Néstor Barea (Bufón) y una serie de voluntarios del Taller de Teatro del Colegio San José y de la Hermandad de la Caridad. La dirección musical corre a cargo de Juan García Rodríguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios