Cultura

El CAC Málaga resume tres décadas de creación a manos de Juan F. Lacomba

  • El centro presenta la exposición más ambiciosa dedicada en un museo al artista sevillano, 'Aquí a lo lejos', que podrá verse hasta el 30 de agosto

El artista sevillano Juan F. Lacomba, ante sus obras, este viernes en el CAC Málaga. El artista sevillano Juan F. Lacomba, ante sus obras, este viernes en el CAC Málaga.

El artista sevillano Juan F. Lacomba, ante sus obras, este viernes en el CAC Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Apenas tres días después de reabrir sus puertas tras los meses de clausura impuestos por la epidemia del coronavirus, el CAC Málaga presentó el viernes, de manera virtual (aunque puede visitarse ya de forma presencial), su nueva exposición temporal: se trata de una retrospectiva dedicada a Juan F. Lacomba que constituye la muestra más importante celebrada en un museo hasta la fecha del artista sevillano, una retrospectiva que, bajo el título Aquí a lo lejos, resume tres décadas de creación de uno de los pintores más destacados e influyentes, especialmente desde los años 80, del arte contemporáneo español. La exposición, comisariada por el que fuera director del CAC Málaga, Fernando Francés, y conformada por un total de 179 obras de distintos formatos (incluidas varias inéditas), podrá verse hasta el 30 de agosto. 

'Aquí a lo lejos', de Juan F. Lacomba, en el CAC. 'Aquí a lo lejos', de Juan F. Lacomba, en el CAC.

'Aquí a lo lejos', de Juan F. Lacomba, en el CAC. / Javier Albiñana (Málaga)

El paisaje, especialmente el de Doñana (sobre todo en la obra reciente del artista), es el gran protagonista de la exposición de Juan F. Lacomba. La mayoría de las obras que componen la muestra presentan un formato vertical característico en las obras del artista en las que el paisaje se convierte en figura pero también pueden verse algunas horizontales, propio del formato de paisaje, como diez grandes lienzos además de otras pinturas de diverso formato. Así, sus obras de gran formato El Río Nocturno (1994) y Fango y cielo (1994), fruto de un viaje nocturno por el Guadalquivir hasta su desembocadura, significaron en su momento para el artista un cambio de paradigma e intereses dentro de su producción. Estas pinturas actúan de prólogo y homenaje al río Guadalquivir para centrarse en la diversidad de posibilidades del paisaje de Doñana y la Marisma.

Uno de los paisajes de Juan F. Lacomba que pueden verse en la exposición del CAC. Uno de los paisajes de Juan F. Lacomba que pueden verse en la exposición del CAC.

Uno de los paisajes de Juan F. Lacomba que pueden verse en la exposición del CAC. / Javier Albiñana (Málaga)

En las obras de Juan F. Lacomba abundan los nocturnos, las germinaciones y referencias a pinedas o ambientes acuáticos, pero también a juncias, fauna, emboscamientos, constelaciones, situaciones sublimes, refugios, tocones y troncas, ausencias, horas del día, intuiciones sexuales o emblemas religiosos. Sus pinturas abstractas, en ocasiones con matices figurativos, se caracterizan por la gestualidad de la pincelada, la mancha, las capas traslúcidas y el chorreo de pintura, combinado con formas orgánicas, para dar de nuevo su particular visión del paisaje natural de Doñana y sus marismas.

"No soy un artista puro. De hecho soy más bien un artista híbrido, impuro", afirma Juan F. Lacomba

Respecto a la contradicción que entraña el título de la exposición, Aquí a lo lejos, el propio Lacomba apuntó que la misma le permite "hacer una especie de resumen metafísico y conceptual de la experiencia y de cómo la propia experiencia culmina en un hecho pictórico. Así es como entiendo yo la pintura, ya sea más representativa o más cercana a la abstracción. En cualquier caso, no soy un artista puro: soy un artista híbrido, impuro. Unas veces veo las cosas y luego las pinto y, otras, primero las pinto y luego las veo. Pero mi punto de partida está siempre en la experiencia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios