la leyenda de Sleepy Hollow | Crítica de teatro

Deliciosa obra de humor y suspense

Divertida versión de la leyenda del jinete sin cabeza Divertida versión de la leyenda del jinete sin cabeza

Divertida versión de la leyenda del jinete sin cabeza / lola montiel

La cuarta producción de la compañía sevillana Teatrasmagoria demuestra que el tándem formado por Néstor Barea (dirección, interpretación y producción) y Mar Aguilar (escenografía, vestuario y producción) junto al equipo estable de técnicos, el músico José Aguilar y el iluminador Valentín Donaire y el de intérpretes: Nacho Bravo y Gina Escánez, al que se suma en este espectáculo, Celia Vioque, se ha convertido en uno de los referentes del teatro familiar de Andalucía.

Néstor Barea firma la adaptación con un elegante y divertido trabajo y hace hablar a sus personajes en verso consiguiendo una comicidad añadida que divierte por igual a padres y a niños.

Con una impecable factura, la escenografía de Mar Aguilar, repleta de detalles y aciertos, se convierte en el quinto protagonista de esta leyenda del jinete sin cabeza en la que todo se transforma en juego, desde la falda reversible de las actrices, los simpáticos caballos, las lámparas que se encienden solas y los ocurrentes disfraces de los alumnos de la escuela.

Barea y Aguilar tienen un diamante que brilla con luz propia. Ha llegado el momento, también, de exigirles un mayor compromiso con los roles, femeninos y masculinos, que trasmiten y que muestran a su pequeño público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios