literatura | premio fernando quiñones Enrique del Risco defiende el humor, la amistad y nuestra innata "condición de islas"

  • El Centro Unicaja de Cultura acogió el acto de entrega del XX  Unicaja de Novela 

  • Junto a 'Turcos en la niebla', la obra ganadora, el jurado otorgó una mención especial a 'Ave, ciudadano', de José Rodríguez Plocia

El escritor cubano Enrique del Risco, al recoger el premio por 'Turcos en la niebla'. El escritor cubano Enrique del Risco, al recoger el premio por 'Turcos en la niebla'.

El escritor cubano Enrique del Risco, al recoger el premio por 'Turcos en la niebla'. / Marcos Piñero (Cádiz)

Comentarios 0

"A lo largo de estos veinte años -comentaba en la presentación del XX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones la representante de Alianza Editorial, Valeria Ciompi-, las historias de este galardón nos han servido de recorrido a lo largo de este último siglo". Un aniversario que el premio dedicado a la memoria de Fernando Quiñones ha conmemorado seleccionando dos títulos (a Enrique del Risco y su Turcos en la niebla, se une la mención especial del jurado a Ave, ciudadano: primera novela de José Rodríguez Plocia), aumentando su dotación a 30.000 euros y entrando a formar parte de una nueva línea dentro del sello editorial: Alianza Literaturas. Además, el jurado de esta edición se amplió con miembros de distintas librerías de todo el territorio nacional -entre ellos, Pedro Rivera, de Quórum-. 

En la entrega del premio, Ciompi destacó en ambos títulos su uso del humor, "que constituye un acicate para acercarnos a realidades difíciles. Un recurso -continuó- que quizá ha sido siempre privilegio de los desheredados. El humor es resistencia y sabiduría frente a los dramas que nos rodean, sirve de consuelo y nos da, a la vez, una medida de nuestra propia pequeñez e irrelevancia". El humor es especial aliado de Ave, ciudadano, la obra en la que José Rodríguez Plocia -que agradeció al jurado haber tenido la "osadía de premiar a un desconocido"- utiliza el pasado y el presente de la historia de Cádiz para construir "una novela de amor hacia la ciudad y una velada crítica a la sociedad gaditana, recreando el contexto de la Roma del siglo I". 

Valeria Ciompi destacó, también, "la fiesta del lenguaje" que el cubano Enrique del Risco ofrece en Turcos en la niebla: "Una novela que viene a hablarnos de los naufragios colectivos y personales, y de cómo sobrevivir a ellos en un momento como este, en el que casi todos somos náufragos en tierra firme. Todo ello, a través de distintas voces y sin caer nunca en el maniqueísmo". 

Turcos en la niebla toma como punto de partida a un cubano que se atrinchera, armado hasta los dientes, en su taller de carpintería para impedir que se lo embarguen por falta de pagos. Su relato se entrelaza con el de sus tres amigos (un crítico de arte, un buscavidas y una psicóloga argentina) para ofrecer un fresco de la vida contemporánea de una comunidad latina a orillas del río Hudson.

"Resulta increíble que, al otro lado del charco, puedan encontrar interesante una experiencia tan específica de unos exiliados que ni siquiera son representativos en ningún sitio -comentaba Enrique del Risco al recoger el premio-. Pienso, sin embargo, que al contrario de lo que decían Hemingway y John Donne, todos los hombres somos islas a no ser que se demuestre lo contrario. A nuestra isla interior, de nacimiento, se une esa otra a la que arribamos siempre cuando dejamos nuestra tierra natal. La primera regla es sobrevivir, mantenerse a flote y buscar tierra firme. Después, llegará el momento de rememorar lo vivido y de comprobar si no estamos solos en esa isla". Dentro de esa analogía, Turcos en la niebla cumple la función de un "mensaje que se mete en una botella para lanzarlo al mar -explica el autor-. La más urgente de esas botellas, por supuesto, es la que lanza el protagonista, Wonder, que necesita hablar de su vida cuando entiende que esta es pura exageración. Y habría una quinta botella que es la propia novela, que he intentado hacer lo más ligera posible" .

El escritor recordó también la aportación de la obra de Fernando Quiñones, que "construyó un mundo habitado y acogedor con material de desecho, antes de que la diversidad se pusiera de moda". Del Risco, que ha escrito humor "toda la vida" ganó el V Premio Iberoamericano Cortes de Cádiz en 2008 con ¿Qué pensarán de nosotros en Japón?, recordó al director de la colección Calembé, José Manuel García Gil, que lo "rescató en gran medida" de su condición de náufrago, y destacó la cualidad de la amistad como "nuestro más eficaz organismo de supervivencia, aun en tiempos contradictorios como este". 

A la entrega del XX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones, que ha tenido lugar en el Centro Unicaja de Cultura, asistieron, además de los ganadores,  Rafael Muñoz, director de Actuaciones Socioculturales de la Fundación Unicaja; Valeria Ciompi, de Alianza Editorial, y Javier Vela, responsable del Centro Fundación Unicaja de Cádiz. En el acto, tuvo lugar también la presentación de la convocatoria de la XXI edición del Unicaja de Novela, cuyo jurado estará compuesto por Nadia Consolani, viuda de Fernando Quiñones; dos miembros de Alianza Editorial y dos miembros designados por Fundación Unicaja entre personalidades del mundo de las letras. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios