Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Cultura

Fogonazos almodovarianos

  • La exposición '¿Qué he hecho yo para merecer esto?' reúne hoy a una quincena de jóvenes artistas en torno al universo del cineasta manchego

El gazpacho más tenso de la historia del cine en Mujeres al borde de un ataque de nervios, el tigre y las monjas psicotrópicas de Entre tinieblas, el minúsculo y ardoroso submarinista de Átame, la homicida pata de jamón de ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, la callejera ducha nocturna a manguerazo limpio en La ley del deseo, el maternal fantasma en babuchas de Volver... Las películas de Pedro Almodóvar han ofrecido tantas imágenes potentes, inesperadas e icónicas que cada cual podría elaborar su lista de fogonazos ante la gran pantalla. Y esto mismo es lo que propone una muestra colectiva en la que 15 jóvenes artistas, la mayoría sevillanos, escogen sus escenas o personajes favoritos de la filmografía del cineasta para recrearlos sobre lienzo. Tras la inauguración, hoy a las 20:00, se podrá visitar durante solamente unas horas en el estadio creativo Miracómolate, para pasar al día siguiente al catálogo de la galería on line Zunino Shop & Gallery.

"La idea me surgió al conocer otro tipo de actividades más allá de la exposición al uso que vienen haciéndose en Estados Unidos con muy buena aceptación", explica Anabel Zunino (Huelva, 1974), artista y creadora de la galería en 2015. "Vi exposiciones temáticas sobre la obra de de Tarantino y Scorsese por ejemplo, y pensé que aquí, llevándonos la propuesta a nuestro terreno, Almodóvar daría mucho juego para hacer algo interesante y divertido", dice sobre la exposición, titulada como uno de los grandes éxitos de la primera etapa del manchego, ¿Qué he hecho yo para merecer esto? "El arte hay que verlo físicamente, sentir la textura, apreciar un detalle", dice sobre sobre la inusual iniciativa de la exposición de un solo día, "y por eso me gusta siempre enseñar los cuadros, ofrecer la posibilidad de que el público los vea colgados en la pared". "Pero también he comprobado muchas veces que la gente va sólo un día, el de la inauguración, así que para qué más tiempo, si de todos modos va a estar disponible en la galería".

Zunino aporta a la colectiva un retrato de Rossy de Palma en Julieta, la última de Almodóvar. "Como yo era la comisaria, fui viendo que casi todo el mundo tiró más de las películas antiguas, las más gamberrillas y divertidas. Pero esta actriz tenía que estar, ha sido importante en la filmografía de Almodóvar, así como esa figura de la señora mayor pueblerina", dice. Más atrás, en efecto, se fue Irene Mala (Sevilla, 1978), que se dejó llevar por el costumbrismo psicodélico de la escena de ¿Qué he hecho yo...? en la que la prostituta (encarnada por Verónica Forqué) que vive al lado del personaje de Carmen Maura llama a la puerta de ésta para pedirle un látigo y darle el gusto a un cliente, y al final se va con un simple palo. "Almodóvar cuenta en realidad dramas, diría que totales, pero los descarga de tensión, los cuenta desde el sinsentido, la ironía, esa locura tan suya. Se ríe de la pena, de las miserias humanas. Es una forma inteligente de vivir", dice la pintora e ilustradora.

Agustín Israel Barrera, por su parte, se inspira en Volver. "En la obra de mayor formato uso el cartel para ponerle a Penélope Cruz un gran clavel y capirotes a las señoras del velatorio. Siempre he utilizado la iconografía festiva y popular sevillana, los lunares, el pan de oro, las flores, lo cofrade... Me volví loco cuando me invitaron, porque siento muy cercanos ciertos rasgos estéticos de Almodóvar, el kitsch, los colores fuertes, lo popular o su mirada sobre la España profunda", explica este artista nacido en Morón de la Frontera en 1980.

María Luisa Beneytez, Eva del Fraile, Cristina Vela o Francisco Buenavida participan también en este lúdico muestrario de pinceladas de colores -cómo no- incendiados en torno a un cineasta tan singular que parece sólo generar amantes o detractores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios