Cultura

'Gratia Plena': un heterodoxo auto sacramental para el Año Murillo

  • El antiguo convento de Santa María de los Reyes acoge desde el próximo miércoles un nuevo homenaje al maestro del Barroco

Un instante de la presentación del espectáculo en el claustro de Santa María de los Reyes. Un instante de la presentación del espectáculo en el claustro de Santa María de los Reyes.

Un instante de la presentación del espectáculo en el claustro de Santa María de los Reyes. / óscar romero

Teatro barroco, electrónica y danza se funden en Gratia Plena, un singular yheterodoxo auto sacramental -desacralizado, como puntualizan sus creadores- que viene a sumarse a la extensa nómina de activididades conmemorativas enmarcadas dentro del Año Murillo. El espectáculo podrá verse por primera vez el próximo miércoles, fecha de su estreno, y también los siguientes días hasta el domingo 3 de junio. El lugar que acogerá las funciones, además, constituye en sí mismo un aliciente: el claustro del antiguo y monumental convento de Santa María de los Reyes, en la calle Santiago.

Dirige el proyecto, concebido expresamente para la celebración de los 400 años del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo en Sevilla, el joven director de escena y artista multidisciplinar Rafael Villalobos, nacido en esta ciudad en 1987 y uno de los talentos emergentes más consolidados entre los directores de ópera internacionales. Villalobos ha creado para la ocasión un espectáculo "ecléctico", que gira en torno al "dogma de la Inmaculada", clave en la obra de Murillo, y que remite por tanto a los postulados morales y estéticos de la época en que vivió el maestro de la pintura barroca. Textos de Calderón de la Barca se mezclan en esta pieza con otros escritos en la actualidad, y todos estos escritos, a su vez, con danza y música electrónica.

En la presentación de este singular auto sacramental, Villalobos se refirió al carácter "vanguardista" no sólo de Murillo sino también de Calderón de la Barca, un dramaturgo que a sus ojos es un contemporáneo más. "Todos los temas de sus textos eran asuntos candentes en su tiempo y lo siguen siendo. Este fue el punto de partida para el montaje", explicó el joven creador sevillano, antes de continuar comentando las claves temáticas de su obra: "El dogma de la Inmaculada era un tema muy candente en el siglo XVII y España estaba muy posicionada en su defensa. Lo que buscaba en Gratia Plena era realizar un auto desacralizado, analizando la Gracia y la culpa desde una visión histórica y crítica y viendo cómo podemos realizar una lectura contemporánea sobre estas cuestiones".

"Partiendo de esa base hemos creado un espectáculo multidisciplinar en el que se une música barroca, texto clásico, danza..., para proponer al espectador una controversia maculista e invitarlo a reflexionar sobre la incoherencia que entraña la defensa de unas posiciones en la teoría y la elección de otras en la práctica. Queremos que el espectador vea la obra con frescura, descodificando desde la sensibilidad contemporánea cómo eran y a qué apelaron los autos sacramentales", concluyó Villalobos, que en el elenco que defenderá la obra ha contado con talentos actorales sevillanos y con otros de fuera, como es el caso de Martín Puñal, uno de los mejores intérpretes en verso del momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios