Cultura

Hernández Silva deja la dirección de la Orquesta Joven de Andalucía

  • El maestro, que se marcha por sus "compromisos profesionales", ofrece un concierto junto a la OJA el día 17.

Hernández Silva (derecha), junto al secretario general de Cultura de la Junta, Eduardo Tamarit. Hernández Silva (derecha), junto al secretario general de Cultura de la Junta, Eduardo Tamarit.

Hernández Silva (derecha), junto al secretario general de Cultura de la Junta, Eduardo Tamarit. / juan carlos vázquez

El maestro venezolano Manuel Hernández Silva deja la dirección musical de la Orquesta Joven de Andalucía, de la que se despedirá el próximo día 17 con un concierto en el Teatro de la Maestranza. "Lo hago porque mis compromisos profesionales futuros se solapan. Esa es la única razón", manifestó el músico, antes de asegurar que se quedaba como "amigo incondicional de la OJA".

Pese a la baja, no será hasta enero de 2019 que la Junta busque a su sustituto en el cargo, ya que el director ha dejado planteada la programación hasta esa fecha, tal como desveló el secretario general de Cultura de la Junta, Eduardo Tamarit, y, "hasta 2019, se invitará a distintos maestros a los conciertos que vayamos haciendo".

Como confesó Hernández Silva (Caracas, 1962), ha sido una semana intensa: en estos días se le ha renovado en su cargo como director titular y artístico de la Filarmónica de Málaga, un destino al que llegó tras ser durante cinco temporadas el director principal de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela y de liderar la Orquesta de Córdoba desde 2005 hasta 2012. Este jueves, el maestro participaba en la celebración del 30 aniversario de la reapertura del Teatro Cervantes. "Y se proyectaba en el telón una frase de Pedro Aparicio, que fue alcalde de Málaga", recordaba ayer Hernández Silva. "La frase decía que un teatro es como una ciudad con alas, que es mucho más que un soporte físico para la emoción, que un teatro es, por sí sólo, la misma emoción. Y yo pienso lo mismo", dijo.

El director tuvo palabras de agradecimiento para su predecesor en la OJA, Michael Thomas, y opinó que, ante todo, la Orquesta Joven de Andalucía es "un importante proyecto pedagógico, donde se le inculcan a los alumnos unos valores como el respeto, el sentido de la ética, el compañerismo o la disciplina como un camino para llegar a la excelencia. Son valores que estos muchachos incorporan luego a su vida profesional", defendió este caraqueño formado en Austria, que ha desarrollado una importante actividad docente. "De hecho, no sabría decir qué faceta me gusta más, si esa o la de músico". Además, Hernández Silva rememoró algunos de los talentos emergentes que se fue encontrando en estos años, tanto en el seno de la OJA como en las otras propuestas que ha coordinado. "La soprano Berna Perles, que por cierto ganó aquí el primer premio del Certamen Nuevas Voces Ciudad de Sevilla; el violonchelista Guillermo Pastrana, los pianistas Javier Perianes o Juan Pérez Floristán", enumeró. "Dejo mi responsabilidad en la OJA porque no podré cumplir el compromiso", insistió, "pero la juventud andaluza va a seguir contando con mi apoyo, eso está claro".

De la formación de la que se marcha, y con la que entre otros éxitos estrenó en el Festival de Granada El amor brujo: el fuego y la palabra, una revisión de la obra de Falla a cargo de La Fura dels Baus, se despedirá el lunes 17 con un concierto en el Teatro de la Maestranza. "Es un sitio precioso con una acústica muy agradecida, y la acústica es como la mitad de nuestro trabajo", señaló. El repertorio que interpretará junto a la orquesta incluye piezas de Alberto Ginastera, Estancia: Cuatro danzas, Op. 8a; las Danzas Fantásticas, Op. 22, deJoaquín Turina, y la Obertura Cubana y Un americano en París de George Gershwin. "Yo creo que ha quedado un programa muy explosivo, un poco de ida y vuelta y con su toque de algo de Caribe", analizó.

Tras ese encuentro, Hernández Silva se centrará en su labor al frente de la OFM, en la que ha sido renovado hasta 2020. Para su última temporada como director de la orquesta malagueña, la 2019/2020, el maestro prepara un ambicioso proyecto: celebrar el 250 aniversario de Beethoven con la interpretación de las nueve sinfonías, los cinco conciertos para piano y orquesta, la Misa solemne y una versión en concierto de Fidelio, entre otras piezas, según informaba el pasado martes Málaga Hoy. El lunes, el Consorcio de la OFM, integrado por el Ayuntamiento de Málaga y la Junta, aprobó por unanimidad que Hernández Silva continuara al frente de la Filarmónica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios