Mes de Danza | La crónica

Danza en espacios muy concurridos

La pieza de Manuela Notales en el patio del Rectorado de la Universidad. La pieza de Manuela Notales en el patio del Rectorado de la Universidad.

La pieza de Manuela Notales en el patio del Rectorado de la Universidad. / Luis Castilla

Como cada año, el Mes de Danza ha llenado de movimiento numerosos rincones de la ciudad durante el puente de todos los Santos. Con el ya conocido nombre de ‘Danza en espacios singulares’, y con el tiempo a favor, se han podido ver numerosas y muy distintas propuestas artísticas. Enclaves tradicionales y en lugares novedosos, como el del Centro Comercial Torre Sevilla o el aledaño y aún poco transitado Parque Magallanes, donde el sábado por la mañana los canarios Daniel Abreu y Carmen Fumero nos dejaron una hermosa pieza, llena de complicidad, de compenetración y de la buena danza que los caracteriza, titulada Más o menos inquietos.

Ante la imposibilidad de recorrer en estas líneas las numerosas piezas presentadas, en una ciudad abarrotada de gente y de propuestas (incluida la salida de ida y vuelta de la Esperanza de Triana), no podemos dejar de citar los dos estrenos callejeros del 25 Mes de Danza: los de Gero Domínguez y Manuela Nogales.

Gero Domínguez, flamenco inquieto y según algunos poco ortodoxo, sigue rompiendo la línea que une el flamenco y el contemporáneo iniciada con su pieza El afilaó, y en el breve trabajo La cabra, se ha unido al compositor Miguel Marín y a su propio padre para rememorar el número que tantas veces recorriera las calles de esta ciudad, convirtiéndolo quizá en una alegoría del ‘más difícil todavía’ al que tienen que recurrir los flamencos para encontrar un hueco en la escena actual.

Pero el estreno más esperado, por la calidad y la veteranía de su coreógrafa, una auténtica referencia para el Mes de Danza, fue el Espaciar espacios de Manuela Nogales, que nos hizo recorrer los patios del Rectorado de la Universidad de Sevilla tras las evoluciones de algunas de las mejores alumnas del estudio de danza que desde 1997 tiene en la ciudad. Desde éste, la creadora continúa desarrollando una valiosa labor pedagógica, formando íntegramente a la que, esperemos, sea la próxima generación de bailarines y bailarinas. Su búsqueda del equilibrio en el espacio, su manera de fluir con la música –entre otros, con uno de sus compositores favoritos, Arvo Pärt- y su ansia de elevación casi espiritual, caracterizan también esta pieza, que fue muy aplaudida por el numeroso público.

Otra imagen de 'Espaciar espacios' de Manuela Nogales. Otra imagen de 'Espaciar espacios' de Manuela Nogales.

Otra imagen de 'Espaciar espacios' de Manuela Nogales. / Luis Castilla

La muestra continúa toda la semana próxima. Vean todas sus citas en www.mesdedanza.es

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios