Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Crítica de Música

Mozart y algunos 'neos' con cumpleaños feliz

El día en que Michael Thomas cumplía 57 años, la Orquesta Bética de Cámara presentó bajo su batuta un programa de corte clásico, que incluía uno de los cuatro conciertos de trompa de Mozart acompañado por obras que, mirando al pasado barroco y clásico, admiten sin desdoro la etiqueta del neo.

La Suite Holberg de Grieg mira directamente al universo de la suite barroca por su estructura, y a la claridad neoclásica por su armonía. La interpretación, de fraseo firme e intenso, estuvo bien contrastada, destacando especialmente la agilidad de la gavota y el color folclórico del rigodón.

Para el concierto de Mozart se contó como solista con el joven ecijano Miguel Aguilar, uno de esos talentos salidos de la cantera de la OJA que ha conseguido encontrar puesto en una orquesta centroeuropea (de la ciudad alemana de Cottbus, en concreto). A un primer movimiento al que el acompañamiento imprimió carácter dramático y un Andante algo lineal, por los que Aguilar pasó más bien de corrido, siguió un Rondo en el que el ecijano se soltó, mostrando virtuosismo y musicalidad.

Los pájaros de Respighi es una suite basada en el arreglo de cinco piezas barrocas. Su sentido descriptivo fue bien captado por una interpretación clara y elegante, con impecables intervenciones solistas. Hasta tres eficaces arreglos de piezas de Grieg firmados por el propio Thomas (uno como bis) completaron la sesión, con el detalle de que la orquesta tocara el Cumpleaños feliz a su director justo cuando este pretendía atacar la pieza de propina. Felicidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios