Orquesta Joven de Andalucía | Crítica Encrucijadas

Claudio Constantini y Sarah Ioannides con la OJA en el Teatro Central de Sevilla. Claudio Constantini y Sarah Ioannides con la OJA en el Teatro Central de Sevilla.

Claudio Constantini y Sarah Ioannides con la OJA en el Teatro Central de Sevilla. / P. J. V.

En los cruces de caminos (culturales, artísticos) florece la creatividad y el espíritu innovador. Nada mejor que acercar a los jóvenes propuestas de encrucijada, y en este concierto de la OJA las hubo de muchos tipos. El peruano Claudio Constantini (Lima, 1983) aúna su condición de bandoneonista con la de pianista, la de compositor con la de intérprete, la de músico clásico con la de jazzman. Su Concierto porteño, escrito en homenaje a Piazzolla, se mueve en la órbita neoclásica, pero mira sin duda al mundo del tango. Es ligero, fácil y brillante, acaso un punto trivial (¿no lo eran acaso los conciertos en su génesis barroca y clásica?), pero rico en inventiva melódica.

Su deuda con el músico argentino se aclaró del todo con su arreglo de la deliciosamente nostálgica Oblivion, que impregna el movimiento lento de su Concierto, de orquestación camerística. Como pianista, otro cruce, el de la clásica y el jazz a través de la Rapsodia in Blue de Gershwin, que tocó estirando al límite el rubato y enfatizando las síncopas, tanto que Sarah Ioannides (Canberra, 1972) no acertó siempre a seguirlo.

La directora australiana afrontó luego una obra grande del repertorio, la de Dvorák, la Del Nuevo Mundo, donde se cruza el sinfonismo romántico alemán con el folclore (más eslavo que americano, aunque también), y de la que salió con nota, apoyada en una visión que en la introducción del primer tiempo fue dulce, afectuosa, pero nada amanerada, para enseguida hacerse ágil, agitada, incluso febril, lo que logró gracias a un conjunto de jóvenes que, aun con algunas imperfecciones (alguna entrada imprecisa, algunos sforzandi desaliñados), la siguió con notable pericia y pulcra disciplina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios