Flamenco

Papeles de toda una vida

  • El investigador madrileño José Blas Vega, maestro y referente de todas las generaciones posteriores de flamencólogos, reúne un volumen de trabajos varios

El eminente polígrafo (biógrafo, lexicógrafo, ensayista, etcétera), bibliófilo, librero de viejo (regenta la madrileña librería El Prado) y coleccionista José Blas Vega es el maestro venerable de todas las generaciones de investigadores y escritores flamencos actuales. Es, acaso, el autor que más títulos y horas de escritura ha dedicado a este arte. Al margen de su monumental Diccionario enciclopédico del flamenco (coescrito con Manuel Ríos Ruiz), varias de sus monografías son imprescindibles para la recta comprensión intelectual de este arte: personalmente destaco su biografía de Chacón y su trabajo sobre los cafés cantantes de Sevilla. Al margen de ello queda su faceta de productor discográfico, donde colaboró al alumbramiento de parte de lo mejor de la discografía flamenca de la segunda mitad del siglo XX. Ninguno de los que nos dedicamos a estos menesteres de la escritura flamenca hemos podido pasar sin leer parte de su obra, como cualquier aficionado con una mínima inquietud intelectual.

El maestro presenta ahora una obra miscelánea que da fe de la multitud de intereses que lo han ocupado estos 50 años: medio siglo, tanto de la disciplina, como de su personal dedicación a ella, ya que sus inicios en el género se producen, a temprana edad, a corta distancia temporal del alumbramiento del mismo. El propio autor confiesa en el prólogo a esta obra que su afición coleccionista de objetos flamencos (fotografías, programas de mano, libros, etcétera) le sobrevino a los pocos años de vida, en concreto como joven aficionado pidiendo fotos firmadas da los artistas de las troupes.

Este libro es una recopilación de papeles volanderos: conferencias, prólogos, homenajes, libretos de discos, capítulos de libros colectivos, etcétera, naturalmente retocados y adaptados a las características de un libro. Así, delante de nuestros ojos desfilan las reflexiones de nuestro autor sobre los cafés cantantes, Silverio Franconetti, Antonio Chacón, Manolo de Huelva, las relaciones de Picasso o Falla con el flamenco, o de éste con el mundo de los toros, etcétera. Todo ello aderezado con abundante material gráfico procedente del archivo del autor, uno de los más completos y mejor conservados del género. Y, para que ninguna faceta humana (intelecto, corazón y sentidos), quede con apetencia, la obra se completa con una selección de cantes de las pizarras pertenecientes al archivo de Blas Vega. Con excelente sonido, oímos las voces de Niño de Cabra, Paca Aguilera, Isabelita de Jerez, Juan Breva, Pepe de la Matrona, El Pena o el gran Aurelio de Cádiz. Y las guitarras acompañantes de Ramón Montoya y Manolo de Badajoz y solista de Manolo de Huelva. Destaca la pulcritud del toque en solitario del mítico intérprete onubense, sobre todo porque hoy sus grabaciones resultan inaccesibles para el gran público. También es emocionante escuchar la voz del mítico Bernardo el de los Lobitos, trasmisor de la escuela chaconiana y maestro de grandes intérpretes actuales como Enrique Morente. De hecho, Blas Vega está preparando un monográfico sobre el autor, libreto de la obra completa de Bernardo que se editará con el patrocinio del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, de donde era natural el cantaor. Los cantes, de éste y de los demás intérpretes, son de las primeras décadas del siglo XX, aunque están sin fechar en esta edición.

Enhorabuena, de nuevo, maestro. Y a la labor en pro del flamenco de la editorial El Flamenco Vive, que suma un nuevo volumen imprescindible a su colección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios