Cultura

Retrato de un político que no sabe que ha cambiado

  • Yasmina Reza publica 'El alba la tarde o la noche', fruto del estrecho seguimiento durante un año a Nicolas Sarkozy

La escritora Yasmina Reza publica en la editorial Anagrama su libro El alba la tarde o la noche, en el que ofrece una pintura con perspectiva del presidente francés, Nicolas Sarkozy, un dirigente político, cree la escritora y autora teatra, que "todavía no ha acabado de entender que el poder lo ha cambiado".

En la concurrida presentación de su obra en Barcelona, Reza no quiso ni fotografías ni cámaras de televisión -llegó a entrar en la sede del Instituto Francés, sede del acto, por el garaje escondida dentro de un coche-. Luego, con chispazos de buen humor y elegante ironía, estuvo más de una hora respondiendo a todas las preguntas que le hacían los periodistas.

Dramaturga, conocida en todo el mundo por la obra Arte, Reza, hija de padre medio ruso y medio iraní y madre húngara, se propuso en el año 2006 ser la sombra de "un animal de la política" para poder contemplar "a un hombre que quiere rivalizar con la huida del tiempo".

De esta experiencia surge este relato inclasificable y caleidoscópico en el que se ve al pequeño Nicolas -por la estatura- como político, tertuliano, trabajador incansable, padre e incluso marido, aunque su ex Cécilia apenas aparece, ni tampoco la deriva rosa fruto de su pregonado romance con la modelo y cantautora Carla Bruni. "Tal como yo pensaba, era posible un retrato de él sin hablar de ella, como después se ha demostrado", recalca Reza, que se refiere en este caso a Cécilia.

Sin querer hacer psicología barata sobre el personaje, ni convertirse en una especialista en Sarkozy, a pesar de las horas pasadas juntos, sí se atreve a reconocer que con él se rio mucho, aunque el peso del Elíseo es tan fuerte que todos los que lo acaban ocupando sucumben y cambian. "Le pasó a Mitterrand y le pasa a Sarkozy", apostilla.

Tampoco entra en definiciones sobre lo que es el poder -"sería pretencioso", se justifica-, aunque opina que el poder puede ser también "una ilusión". En el caso del mandatario galo, lo que percibió Yasmina Reza mientras lo acompañó durante todo un año es que él tiene poder sobre la gente. "Cuando se ríe, toda le gente se ríe", dice.

Cree que si el político lee su libro, en el que ella no muestra sus sentimientos respecto a él, "tendrá cierta nostalgia, porque la campaña electoral fue la última señal de su adolescencia". "Ahora ya ha pasado a la edad adulta y no hay vuelta hacia atrás", añade. Respecto a cómo procedía para estar al lado de Sarkozy en todos sus actos, tanto públicos como privados, Reza explica que ella estaba "siempre presente" y aunque "todo el mundo" la reconocía, "nadie vertía opiniones ni decía nada". "En realidad -dice la autora de El alba la tarde o la noche- he hecho más un autorretrato mío que del presidente francés".

Siempre iba acompañada de su libreta y un bolígrafo participó en encuentros con Angela Merkel y Tony Blair y en reuniones de ministros franceses. Fue la única persona en Francia que escuchó la noche de las elecciones, el 5 de mayo de 2007, la conversación telefónica que mantuvieron su retratado y su rival sociaista, Ségolène Royal, después de conocerse los resultados.

Es consciente, por tanto, de que las diez libretas que tiene en su casa y que algunos de sus amigos piden guarde en un banco por su valor de oro "contienen mucha información con interés histórico", aunque ella no la ha incluido en esta particular crónica porque lo que buscaba ella era un libro "existencial", en el que el "tiempo" de los políticos quedara muy reflejado.

Reza (París, 1959) es autora de varias obras teatrales, conocidas y muy premiadas, y ha escrito novelas como Una desolación y En el trineo de Shopenhauer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios