Cultura

El 'Titanic' atracará en Sevilla

  • Las Atarazanas acogerán en septiembre la famosa exposición sobre el barco náufrago

Comentarios 2

Una parte, la de la Fundación Museo Atarazanas (por boca de su presidente, José Martínez García de Velasco), apunta tan alto que habla de "ingentes cantidades de turistas" atraídos por un museo que "genere expectación en todo el mundo"; y se inspira en centros como el Guggenheim bilbaíno, la Tate Modern londinense o el Museo Judío de Berlín. Y celebra "la boda" con la Junta de Andalucía, de la que depende la gestión de las Reales Atarazanas, el edificio sobre cuyo uso se debate en la ciudad desde hace meses. Ésta, la Consejería de Cultura, es la otra parte, y habla con más modestia del proyecto. Relativa, se entiende, porque el presupuesto total que estima es de 100 millones de euros, aunque el viceconsejero de Cultura, José María Rodríguez, se cuidó de asegurar que es exactamente una estimación, no de un compromiso.

Los plazos previstos por la Fundación Atarazanas -a cuyo Patronato se han incorporado Renfe, la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios de Sevilla- contemplan la elección del proyecto de usos y contenidos el próximo mes de octubre. Ante el entusiasmo de Martínez de Velasco, el viceconsejero recordó, velada pero claramente, que esta plataforma cívica sólo hará "una parte del trabajo". La fundamental, en fin, la hará la Junta, que no contempla el comienzo de las obras en el espacio del Arenal antes del verano de 2009.

Mientras van ejecutándose los plazos y tomándose decisiones, una exposición tratará de abrir en septiembre el apetito de los sevillanos por este proyecto de redefinición para fines culturales del edificio del siglo XIII. Se trata de Titanic. The Exhibition, una muestra "impresionante", según Rodríguez, que ahora mismo se encuentra en Valencia y que el año pasado se pudo ver, con patrocinio del Grupo Joly, durante nueve meses en el Parque de las Ciencias de Granada. La exposición cuesta cinco millones de euros (que paga la entidad privada que la organiza) y ha atraído a más de 30 millones de visitantes en todo el mundo, por lo que los miembros de la Fundación Atarazanas calculan que deje en Sevilla alrededor de 600.000 euros y otras tantas visitas.

La Consejería de Cultura está ahora a la espera de que se concluya el plan de viabilidad del futuro uso de las Atarazanas (no da fechas). En noviembre convocará un concurso internacional de ideas para el proyecto, en cuyo pliego de condiciones, dice Rodríguez, figura la indicación de que el plan ganador deberá convertir el edificio en un "hecho simbólico de Sevilla". Será entonces, insistió ayer el responsable de Cultura (aclarando, de paso, el asunto una vez más a García de Velasco), cuando una comisión nombrada por la Consejería decida "qué tipo de museo" se hará allí y "qué usos y qué contenidos" tendrá. Si todo sale según los planes de la Consejería, el 75 por ciento del dinero lo pondría la UE, y el 25 por ciento restante lo sufragarían a medias la Junta y el Gobierno central.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios