Cambios en la Junta El mundo del arte contemporáneo protesta por el despido de Rafael Doctor

  • Un grupo de asociaciones considera que la decisión ocasiona "un grave perjuicio a la principal institución dedicada a la fotografía en Andalucía"

El ex director del CAF Rafael Doctor. El ex director del CAF Rafael Doctor.

El ex director del CAF Rafael Doctor.

El sector del arte contemporáneo expresó este miércoles su "rotundo rechazo" al despido del director del Centro Andaluz de Fotografía, Rafael Doctor. En un comunicado, la Mesa sectorial del Arte Contemporáneo integrada por la Asociación de Directores de Museos de Arte Contemporáneo (ADACE), el Consorcio de Galerías Españolas de Arte Contemporáneo (CG), la Federación Estatal de Asociaciones de Gestores Culturales (FEAGC), el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), Mujeres en las Artes Visuales (MAV), la Sociedad Española de Estética y Teoría de las Artes (SEyTA) y la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales (UAAV), manifestaron su malestar "a la decisión de despido tomada desde la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, lo cual pone en cuestión la independencia y autonomía de las instituciones culturales, generando un grave perjuicio a la principal institución de Andalucía dedicada a la fotografía y una de las pocas del contexto español".

En una nota en la que reivindican que "la cultura deber estar al margen de los vaivenes de la política", la mesa del sector señala que el director del CAF "había sido nombrado, por primera vez en la historia de dicha institución, por un concurso público abierto y con un jurado de profesionales, según el Código de Buenas Prácticas" y que "dicha elección se realizó mediante un concurso participativo y transparente en el que el comité de selección estuvo integrado por expertos en fotografía y representantes colegiados de las principales organizaciones del sector".

Por ello, opinan, "no tiene ninguna justificación seleccionar a un director de acuerdo a unos criterios y que, en apenas dos años desde su toma de posesión, sea despedido sin argumentos que estén basados en un incumplimiento de sus deberes u obligaciones o en el funcionamiento de la institución".

Se trata, "a todas luces", denuncian desde el sector, "de una clara regresión en materia de políticas culturales ya que, con esta destitución no se han respetado ni los procesos —Rafael Doctor tiene un contrato de cuatro años— ni la solidez institucional", afirman.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios