Festival

Una brillante celebración de Cádiz en Danza

  • La gran cita anual atlántica con la danza contemporánea se despide con Sol Picó tras ocho días espléndidos

La compañía Sol Picó en el Teatro Falla La compañía Sol Picó en el Teatro Falla

La compañía Sol Picó en el Teatro Falla / Consuelo Bautista

Cádiz en junio es una opción más que atractiva para cualquier visitante y, mucho más, si sus luminosos paisajes urbanos se encuentran habitados por la danza, como ha sucedido durante ocho días desde que el pasado 9 de junio un nutrido grupo de alumnos del Conservatorio de Danza y del Centro El Garaje inauguraran la XVII edición de Cádiz en Danza.

Para su director, José Vélez, la muestra, que en los últimos años se ha convertido en una de las principales citas españolas con la danza contemporánea -y una de las pocas que quedan en Andalucía- “ha mostrado un buen panorama de la danza actual y ha contado con algunas propuestas muy brillantes, aunque ahora hay que reflexionar y ver los aspectos que se pueden mejorar”.

Más de 40 propuestas, tanto de calle como de sala, han conformado la programación de este año. Un abanico extremadamente heterogéneo en el que la danza española se ha alternado con propuestas de otros continentes, sobre todo asiáticas (de Japón, China, Taiwán y Corea del Sur) y latinoamericanas (este año de México y Brasil).

Cuatro Premios Nacionales de Danza se han dado cita en esta edición

La danza andaluza, con una presencia sorprendentemente escasa, ha estado representada por piezas de una gran calidad, como Alanda Duet de Marcat Dance (Jaén), coreografiada por el jiennense Mario Bermúdez e interpretada por él mismo junto a la neoyorquina Catherine Coury, o Rojo estándar de la compañía La Nórdika (Sevilla-Granada), un trabajo de danza-circo para todos los públicos (o de Talla Única como los llama el Festival) protagonizada por Greta García y Darío Dumont.

Otra enriquecedora alternancia ha reunido a veces en un mismo espacio o velada a compañías muy jóvenes con auténticos pesos pesados de la danza española. Entre estos últimos hay que señalar la presencia de varios Premios Nacionales de Danza como son Daniel Abreu (nominado a los Premios Max que se fallarán este lunes en Sevilla) y las compañías Mal Pelo (Girona) y Sol Picó (Barcelona), que tuvo a su cargo la clausura de la muestra el pasado sábado en el Gran Teatro Falla con un espectáculo de gran formato sobre los tópicos de la masculinidad titulado Dancing with frogs. El Falla fue también, el martes 12, el escenario del solo The mountain, the truth and the paradise, de Pep Ramis, bailarín, coreógrafo y miembro fundador de Mal Pelo, uno de los grandes referentes de la danza contemporánea desde hace tres décadas. La pieza de Ramis ha sido unánimemente aplaudida y valorada por el público como una de las mejores propuestas de la presente edición.

Marco Flores bailando en Entrecatedrales Marco Flores bailando en Entrecatedrales

Marco Flores bailando en Entrecatedrales / Lourdes de Vicente

Marco Flores, otro Premio Nacional de Danza (esta vez de Flamenco) presentó también una pieza corta dentro de los trabajos acogidos al Circuito Acieloabierto, una red que desde hace unos años está logrando aunar esfuerzos en favor de la visibilidad de la danza y de los jóvenes creadores.

Junto a estas propuestas, Cádiz en Danza ha desarrollado numerosas actividades pedagógicas. Una de ellas, la más ilusionante según su director, ha consistido en acercar la danza a los más jóvenes de la ciudad entrando literalmente en los centros educativos. “Este año -dice Vélez- nos hemos colado durante los recreos en cuatro centros: dos colegios de primaria y dos institutos de secundaria. Naturalmente, eligiendo muy bien el tipo de propuesta que íbamos a presentar y después de realizar un trabajo previo con los profesores. El resultado ha sido estupendo y creo que hemos abierto un camino que podremos ampliar el año próximo ya que en ese público se encuentran los bailarines y, sobre todo, los aficionados de la próxima generación”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios