Cultura

"La calidad de la Sinfónica le permite pasar de los valses de Strauss al jazz"

  • Axelrod presenta un Concierto de Año Nuevo que recorre Viena, París y Nueva York y en el que destaca la presencia como solista de Nadja Michael, soprano aclamada en el Met y el Bolshoi.

Nadja Michael y John Axelrod posan juntos en la sala del prensa del Teatro de la Maestranza. Nadja Michael y John Axelrod posan juntos en la sala del prensa  del Teatro de la Maestranza.

Nadja Michael y John Axelrod posan juntos en la sala del prensa del Teatro de la Maestranza. / antonio pizarro

El director de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), John Axelrod, vuelve a vincular el conjunto con las mejores voces del panorama internacional, como hiciera recientemente con el barítono Thomas Hampson con la gala de homenaje a Teresa Berganza celebrada en el Alcázar. Y lo hace de la mano de Nadja Michael, estrella operística del Met de Nueva York y colaboradora de las principales batutas internacionales, como Teodor Currentzis. Una figura aclamada en Estados Unidos, Rusia y Asia que pondrá voz a las partes solistas del Concierto de Año Nuevo que la ROSS ofrecerá esta noche a las 20:30 y mañana a las 12:00. "Es un privilegio contar con Nadja Michael y una oportunidad para elevar el perfil internacional de la ROSS", aseguró Axelrod en un encuentro con los medios entre los ensayos del programa.

"Además de satisfacer el apetito por los valses de la familia Strauss -todos los que sonarán son de Johann Strauss (hijo)- planteamos un viaje del imperio austrohúngaro hasta Broadway a través de la música de mi maestro Bernstein y de dos de los compositores que más admiraba: Duke Ellington y George Gershwin. Así mostramos la flexibilidad y libertad de la ROSS en un programa donde se convierte en una big band y que sirve como anticipo de nuestra celebración del Centenario Bernstein, que arrancará con un ciclo de conciertos el próximo 17 de enero", añadió.

De especial interés para Axelrod, "porque me la cantaba mi nanny cuando era niño", es la versión que Nadja Michael ofrecerá en el segundo tramo del programa del Summertime de Porgy and Bess de Gershwin. La cantante alemana pondrá voz también a un aria de la opereta Giuditta de Franz Lehár y a la célebre aria Klänge der Heimat que Strauss hijo incluyó en la partitura de Die Fledermaus. "La obra de Strauss exige mucha presencia dramática porque el rol de Rosalinda es uno de los papeles de carácter del repertorio", aclara ella, que decidió en su día no quedarse estancada como intérprete y pasó de mezzo a soprano para, hace ahora dos años, dar el salto a soprano dramática y abordar papeles de enorme complejidad entre los que sobresalen en 2018 los de Salomé -que la lleva en mayo a la Arena de Verona- y Elektra de Strauss, además de Brünnhilde en El ocaso de los dioses wagneriano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios