Cultura

"Soy un chico 'indie', siempre lo he sido"

  • Raphael, el 'crooner' de Linares se prepara para abrir, el próximo miércoles, el festival Sonorama Ribera

Raphael recorrerá estos meses media España con una nueva gira, De amor y desamor, que inició el pasado domingo en Cambrils (Tarragona) y que lo mantendrá ocupado más allá del verano, hasta poner fin al año con su ya tradicional despedida de temporada en la Gran Vía madrileña con una veintena de actuaciones especiales. Antes de esas fechas, el crooner de Linares tendrá ocasión de colarse (no sin polémica) en el festival indie Sonorama Ribera, que arranca el próximo miércoles día 13 en la localidad de Aranda de Duero.

"Yo soy un chico indie, siempre lo he sido", dice sobre ese concierto en el festival burgalés, que -a la vista de la repercusión que obtuvo el anuncio, hace ya meses, y a pesar de algunas críticas airadas en aquel momento- se anotó un tanto al contar para su apertura con este cantante llamado, en principio, a seducir a otras generaciones.

"Me hacía mucha ilusión, no entiendo cómo no se me había llamado antes... aunque por lo visto llevaban tres o cuatro años intentándolo. Saldré con toda la ilusión del mundo, como siempre, para que todos disfrutemos, el público y yo. Espero que sea nuestra gran noche", afirma Raphel sobre su participación en el Sonorama Ribera, por cuyo escenario pasarán hasta el día 16 bandas nacionales como Los Planetas, Nacho Vegas, Niños Mutantes -que en su disco Grandes éxitos de otros, de 2007, grabaron una versión del Como yo te amo, uno de los fetiches raphaelianos-, Amaral, Iván Ferreiro, Duncan Dhu, Izal o Second, y algunas internacionales como Cut Copy.

"Yo conozco a todo el mundo", dice el veterano intérprete sobre sus compañeros de cartel, pues según él "los artistas siempre están atentos a todo lo que sale". "Por ejemplo, el otro día Charles Aznavour me dijo en Barcelona que me conocía desde que asomaba la nariz", apostilla.

Raphael sostiene que él siempre intenta dar "pasos de gigante hacia delante". A esa "filosofía" responde, añade, esta actuación en un festival de indisimulado targetindie, ante un público mayoritariamente joven y educado en otras músicas. "Estoy acostumbrado a cantar en sitios muy pequeños, en teatros, en plazas de toros, en el Madison Square Garden y hasta en el Kremlin. Esto es un reto. Todos los días son un reto", remarca.

Aparte del nombre de su gira, De amor y desamor es también el título de su inminente próximo disco, en el que según explica ha revisado y "engrandecido" las viejas canciones de su propio repertorio de toda la vida, los temas que él considera sus "joyas de la corona". Para este álbum el intérprete ha contado con la colaboración de Jacobo Calderón, Paco Salazar y Fernando Velázquez para "darle una vuelta de tuerca" a buena parte de sus temas emblemáticos.

Habrá en el disco, dice, "éxitos y también canciones que tendrían que haber sido más populares". "Las hemos engrandecido de una manera tremenda. Quiero regrabar mi historia para que los más jóvenes no tengan que echar mano de grabaciones antiguas, que suenan... como sonaban. Pero afortunadamente mi voz sigue ahí", proclama Raphael, que a sus 71 años, y tras superar una etapa marcada por serios problemas de salud, sigue siendo "un enamorado" de su profesión: "Me emociona, la adoro, me la tomo muy en serio, con ganas y con pasión".

El cantante, habitual en Sevilla, volverá a la ciudad los días 23, 24 y 25 del próximo mes de octubre para actuar en el auditorio de Fibes. Y otras tres ciudades andaluzas también recibirán a Raphael dentro de esta gira: Córdoba (13 de septiembre), Cádiz (8, 10 y 11 de octubre), Málaga (15, 16, 17, 18 y 19 de octubre) y Granada (31 de octubre).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios