Crítica de Música

La maestría en ciernes

José m. cuadrado y solistas de la obsHHHHH

Ciclo 'Otoño Barroco' de AAOBS. Programa:Sonata nº 4 en Sol, menor, de J. D. Zelenka; Sonata en Sol menor RV 81, de A. Vivaldi; Sonata en Sol menor op. 5, de J. G. Janitsch. Intérpretes: José M. Cuadrado y Jacobo Díaz (oboes), José M. Navarro (viola), Mercedes Ruiz (chelo) y Alejandro Casal (clave). Fecha: Martes, 8 de noviembre. Lugar: Sala Turina. Aforo: Tres cuartos.

Ahora que al parecer peligra la continuidad del proyecto formativo de la Orquesta Barroca de Sevilla a través de la Academia de Música Antigua por falta de financiación, alcanza mayor importancia simbólica un concierto como el del pasado martes en el que se pueden comprobar directamente los excelentes frutos y rendimientos artísticos que producen la pequeña inversión realizada en su momento. Gracias, entre otras cosas, al patrocinio de ELI, José Manuel Cuadrado consiguió en enero una ayuda económica para continuar y perfeccionar sus estudios de oboe en un centro tan prestigioso como La Haya. Recordamos su buen concierto en el pasado Femás en marzo, pero aquellas esperanzas entonces vislumbradas se han convertido hoy en realidades contundentes a la vista de alto nivel de excelencia interpretativa demostrado por el joven sevillano.

Con un programa nada fácil, de gran exigencia técnica, Cuadrado mostró un musicalidad extraordinaria en su fraseo, sostenido por una técnica muy sólida. No se aprecian apenas ataques ácidos ni sonidos chillones; todo lo contrario, el sonido brilla con perfiles sedosos de gran belleza tímbrica, mientras que su espléndida técnica respiratoria le avala para sostener largas frases sin desfallecer en pasajes tan complejos como los movimientos rápidos de la sonata de Zelenka. Fue esta pieza la más interesante del programa dada su envergadura y la complejidad técnica de sus desarrollos siempre cambiantes y de armonías oscilantes, problemas que fueron sorteados sin ambages por Cuadrado y Díaz con una conjunción y una complicidad sobresalientes. Con la colaboración de Navarro en una viola de notable relieve y calidad sonora, la magnífica y poco conocida música de Janitsch cerró un ilusionante recital que tuvo como padrinos de honor y de suprema calidad a Mercedes Ruiz y Alejandro Casal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios