Cultura

El parnaso de las mejores esencias barrocas

OBS. Concertino, directora y solista de violín: Amandine Beyer. Programa: 'El parnaso francés' (obras de Leclair, Corrette, Campra y Marais). Lugar: Sala Joaquín Turina. Fecha: Lunes 1 de junio. Aforo: Casi lleno.

Francesa por nacimiento, española por sentimientos y por residencia desde hace muchos años, Amandine Beyer (Aix-en-Provence, 1974) es una de las grandes violinistas de nuestro tiempo.

Ayer lunes se sentaba por primera vez en el puesto de concertino de la OBS, pero su presencia en Sevilla no era nueva. Recuerdo el impacto que provocó, aún poco conocida, su visita con uno de sus grupos, y dentro del antiguo ciclo de Caja San Fernando, a la iglesia de San Luis en diciembre de 2003; recuerdo la magia de aquel Bach inolvidable de la Casa de la Provincia también en diciembre de ocho años después.

Para su primer trabajo al frente de la Barroca, el reto era considerable: un intenso y extenso programa de barroco francés instrumental, una música menos conocida y acaso sin el poder emotivo y comunicativo de la italiana de su misma época. Y el resultado fue extraordinario: la violinista francesa sacó de la OBS lo mejor de su capacidad para sonar compacta, equilibrada y profunda, eludiendo esa languidez que muchas veces se relaciona con la creación de los maestros galos, y lo hizo merced a unas articulaciones variadísimas y a una combinación de vigor rítmico y delicadeza en el fraseo extraordinaria, lo que terminó por completar un universo lleno de contrastes, atrapados a maravilla los aires de danza, resaltados los temas descriptivos (Descenso de Venus de Scylla y Glaucus, Tempestad de Alcyone) y subrayado con finura el carácter solemne y majetuoso de pasacalles y chaconas.

Deslumbrante su desempeño como solista en el Concierto de Leclair. Con sonido luminoso, solar, amplio, brillantísimo, fue expansiva en el primer movimiento, lírica y recogida en el segundo, colorista en el tercero. Por encima de eso, dominó la música con un control del tempo y de la frase antológicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios