Sección Oficial del SEFF

Aleksey German Jr.: "Hay censura en la Rusia actual... pero también en Occidente"

  • El director ruso ha presentado, dentro de la Sección Oficial, 'Dovlatov', una mirada a la asfixia cotidiana de la vida en la Unión Soviética de los años 70 que es, también, un homenaje a sus padres

Imagen del filme 'Dovlatov' Imagen del filme 'Dovlatov'

Imagen del filme 'Dovlatov'

El director ruso Aleksey German Jr. ha presentado hoy en la Sección Oficial del Festival de Cine Europeo de Sevilla Dovlatov, una película sobre el opresivo y hostil clima que se respiraba en la Unión Soviética en los años 70, bajo el mandato de Leonid Brezhnev. El viaje a aquellos tiempos lo realiza de la mano del escritor Serguei Doblatov, espíritu libre e impermeable a los cantos propagandísticos y patrióticos del aparato soviético que, por ello, en un "lento estrangulamiento", fue ninguneado, condenado a publicar únicamente en periodicuchos de sindicatos y finalmente expulsado de la Unión de Escritores, fuera de cuyo paraguas era, en aquella época, imposible hacer carrera literaria en el régimen comunista.

"Si soy sincero, la obra de Dovlatov me ha influido poco, me siento más cercano a otras tradiciones lirerarias", ha explicado Aleksey German Jr., que hace unos años ya presentó en este mismo festival su película Under Electric Clouds. "Pero por supuesto le tengo un enorme respeto a su labor y a la lucha que mantuvo", ha matizado sobre su protagonista, que a finales de los 70, aplastado moralmente por las humillaciones del sistema soviético, se exiló en Estados Unidos, donde por fin pudo compaginar su actividad periodística con la publicación de novelas como El oficio o La maleta, que a la postre lo convirtieron en una de las voces más importantes (y alérgicas a la tan nacional tradición de la tragedia y el desgarro) de la literatura rusa contemporánea.

En la película, que reproduce el ambiente tedioso, ceniciento y fatalista en el que transcurrían las vidas de quienes pretendían ser artistas con libertad de criterio en la URSS de los 70, German Jr. sigue los pasos de un cada vez más angustiado Dovlatov, a quien poco a poco vemos doblegarse cada vez más ante la mediocridad propagandística y pueril de la cultura oficial y el creciente ninguneo a sus esfuerzos por lograr publicar alguna vez. Y en esa figura y en ese ambiente el director ve, sobre todo a sus propios padres; por eso, ha reconocido, quiso con este filme, aun por medio de otra figura real, "regresar a la vida de mis padres cuando eran jóvenes y regresar a la ciudad [entonces, Leningrado] donde yo mismo había crecido".

"Mi padre [Aleksey German, también cineasta] y Dovlatov se conocían y se tenían simpatía, vivían además en edificios muy cercanos de una ciudad triste y oscura. Mi padre rodó una película que estuvo prohibida en el país durante 14 años, así que tanto él como mi madre conocieron bien ese totalitarismo blando de esa época en la que el mero hecho de ser artista estaba prohibido", ha afirmado el cineasta, que reconoce que hay algunas "similitudes" entre aquella época y el presente de Rusia, si bien con matices, pues en el fondo el cineasta está convencido de que su película "no puede ser comprendida en su totalidad" fuera de Rusia.

"Sí, creo que en la Rusia de hoy existe la censura, aunque sea diferente y menor. Pero también la hay en Occidente. Algunas entrevistas que me han hecho grandes cadenas de Francia o Alemania, por ejemplo, han sido censuradas", ha dicho, para continuar: "No me hace feliz lo que hay, pero así es Rusia; Rusia es Rusia, en el siglo XVII, en el XVIII, en el XIX, en el XX... Tenemos una serie de normas propias, que pueden gustar o no, pero son las que hay, no cambian. Me temo que Rusia se puede convertir en un país bastante triste y oscuro".

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios