En cada lágrima

Amarguras

Escuchamos 'Amarguras' y vuelve la banda sonora de los tramos de la vida

La obertura de los sentimientos desembocando por la estrechez de Regina. Si admiro a los músicos es porque alcanzan la cota de la expresión pura. Celebramos esta cuaresma una paradoja: la música es atemporal por acompañar todos los nombres y todas las vidas… ¿cómo es que festejamos con tanta gratitud los cien primeros años de esta marcha procesional? Qué bien sirven sus hermanos a Aquella Dolorosa a la que esta música sirve. Cuidando de forma tan sensible el patrimonio material e inmaterial que donan a la ciudad. Escuchamos Amarguras y vuelve a nosotros la banda sonora de los tramos de la vida. Como en el montaje final de Cinema Paradiso. Vuelve la vida ante sí en sus compases. Vuelve el ansia por desembocar a la puerta ojival entreabierta y atisbar el manantial bordado de su amargura. Vuelve a apostarse aquel niño desde la esquina del Hospital de los Viejos para despedirse de la dulzura del Señor Despreciado y escuchar de su madre: "El domingo que viene…"

Vuelve su aparición primera, inadvertida por sabida, cuando precipitas el encuentro: "Pásate… ya está en el palio". El primer diálogo con San Juan. Y todo lo más amado en mi casa, vuelve a ser abrazado. Vuelve la oración por mi amiga Pili. El escudo rojo prendido sobre la túnica blanca de mi amigo Jaime. Vuelve, del aire de su trío, y parafraseando a mi amigo Paco Vázquez, la "Amargura a la que no veo" pero a la cual rezo constantemente desde mi túnica de ruán.

La Dolorosa de San Juan de la Palma, desmiente este primer aniversario: todo lo hace nuevo cuando aparece. Por ello, comparto un sueño. Amarguras realmente se estrena este año. Lo hará cuando desemboque la lengua de fuego de su cofradía por Conde Torrejón hacia la Alameda. En las primeras recogidas tardías de los chavales que estrenan la luz de Ramos. Lo hará Alberto cuando estrene la blanca túnica, a sus doce años, en la cofradía del sol por dentro. Gracias por tanto don.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios